27 hacks psicológicos para manipular la mente y las emociones de las personas

¿Te gustaría aprender a manipular a las personas? Al principio podría ser una tarea difícil, pero seguro te resultaría de mucha utilidad en tu vida diaria. La mente es una herramienta muy poderosa si se sabe controlar, así que aquí te ofrecemos unos hacks psicológicos para que aproveches todo su potencial. Solamente ten presente que con un gran poder viene una gran responsabilidad, así que utiliza estos trucos solamente para hacer el bien y nunca para hacer el mal.

  1. Desármalos con amabilidad

Si estás en una discusión y la otra persona está enojada, te levanta la voz y se porta grosera, no hay nada mejor para suavizar la situación que actuar con paciencia y amabilidad. Nunca levantes la voz, habla tranquilamente; el otro se sentirá tan avergonzado por estar alterado que adaptará su voz a la tuya: entonces habrás controlado la situación.

  1. El silencio vale oro

Si alguien te está molestando, la mejor actitud es guardar silencio e ignorarlo. Verás cómo el otro se incomoda porque no le estás prestando atención, a tal grado que dejará de fastidiarte.

  1. Reflejo de introspección

Colocar un espejo detrás de tu escritorio permite que la persona a la que estás atendiendo se observe a sí misma y se calme, pues a todos nos da vergüenza vernos enojados.

  1. Disfraza una petición como una oferta

Si vas a pedir un favor, hazle creer a la otra persona que tú se lo estás haciendo a ella. Por ejemplo, si quieres que una banda amateur toque en tu fiesta de cumpleaños pero no quieres pagarle, dile que tocar en tu fiesta le dará publicidad entre los asistentes.

  1. Mantén a tus enemigos cerca

Si estás en una reunión y sabes que alguno de los asistentes te va a cuestionar, siéntate a su lado. La cercanía contigo le hará sentir incómodo y probablemente no se atreva a hablar de ti.

[TS-Responsive][/TS-Responsive]

  1. Nota el color de los ojos

Si estás platicando con alguien y necesitas que confíe en ti, intenta notar el color de sus ojos mientras llenas tu cara con una sonrisa.

  1. Compromiso gradual

¿Necesitas un gran favor de una persona? Pídele favores pequeños antes de pedirle el grande y seguro accederá.

  1. Enseña para aprender

Si estás aprendiendo algo nuevo, vele enseñando a otros tus nuevos conocimientos. Se te quedarán grabados más fácilmente.

  1. Evita que la multitud te golpee al caminar

Al caminar por la calle, fíjate en los hombros o en el espacio entre las cabezas; la dirección de tu mirada les dirá a los demás hacia qué lado vas a caminar y se desviarán para evitar chocar contigo.

  1. Mastica chicle cuando estés nervioso

Si te matan los nervios, masca un chicle. Tu cerebro interpreta que cuando comes no hay peligro, por eso se tranquiliza.

  1. Haz que alguien hable acerca de sí mismo

Cuando quieras dar una buena impresión a alguien que acabas de conocer, hazle muchas preguntas acerca de sus gustos, opiniones y preferencias. Las personas adoran hablar de sí mismas, por lo que se sentirán a gusto contigo. Curiosamente, aunque tú no hables mucho, pensarán que eres un buen conversador, porque sabes escuchar.

  1. Cambia la manera de pensar antes de la entrevista

Intenta pensar que conoces de toda la vida a tus entrevistadores y, cuando hables con ellos, hazlo sintiendo que son tus mejores amigos. Eso te relajará antes de que te entrevisten.

  1. Emociónate al conocer personas

Como trates, te tratarán. Si actúas emocionado cuando conozcas nuevas personas, estas te corresponderán con la misma actitud.

  1. Manos cálidas

Tienes más probabilidades de causar una buena impresión en alguien si, al saludarla, tus manos están tibias. La calidez se asocia con la confianza y la simpatía.

  1. Altera los latidos del corazón del otro

¿Quieres que esa persona especial aumente los latidos de su corazón al estar contigo? Simple, en su primera cita, llévala a la montaña rusa o a ver una película de terror. Cada vez que vuelva a verte, asociará el sentimiento de adrenalina contigo.

  1. Pedir favores te hacen más atractivo

¿Quieres gustarle a una persona? Pídele que te haga un pequeño favor. Si accede, te ganarás su simpatía y te verás un poco más atractivo.

  1. Evita muletillas

Cuando tengas una conversación o hagas una exposición, evita usar muletillas como “este”, “ehh” o “umm”. Usarlas le resta confianza a lo que estás diciendo y puede que no te pongan la atención debida.

  1. Encuentra a quién le agradas en un grupo

Cuando estés en una conversación grupal y de pronto se rían todos, fíjate quien se te queda viendo. Seguramente a esa persona le agradas.

  1. Llama a las personas por su nombre

A la gente le gusta escuchar su propio nombre pronunciado por otros, pues al parecer genera una sensación de amistad y confianza. Por ejemplo, cuando saludes a alguien, dile “¡hola, Pedro!”, en vez de sólo “hola”.

  1. Coraje, no estrés

Si te sientes estresado, convéncete de que no es estrés, sino coraje. Al parecer, el cuerpo reacciona de manera similar al estrés que al coraje.

  1. Descubre si quieren hablar contigo

Al acercarte a un grupo de personas que estén conversando, puedes saber si te quieren integrar a la conversación si sus pies apuntan hacia ti.

  1. ¡Grandes sonrisas!

¿Te sientes triste? Sonríe: tu cerebro pensará que estás contento y enseguida te llenará de ánimo.

  1. Levántate instantáneamente

Si tienes problemas para salir de la cama, levántate instantáneamente y sacúdete. El primer minuto será duro, pero enseguida te sentirás con más ánimos que si te hubieras esperado mucho tiempo en levantarte.

  1. Irradia confianza

Si quieres que la gente te mire con confianza, actúa como si le agradaras a todo mundo. Esto te pondrá en una mejor disposición y alentará a las personas a interactuar amablemente contigo.

  1. Da una razón del favor que pides

Si necesitas un favor, menciona un motivo. No importa si es muy simple. Es más fácil convencer si das razones, por absurdas que sean, que si no las das.

  1. Cambia el “tengo que” por el “debo”

Si en vez de decirte que tienes que hacer algo, te dices que lo debes hacer, parecerá que posees mayor resolución. Por ejemplo, no digas “tengo que ir al médico” sino “debo ir al médico”. Te dará más confianza en ti mismo.

  1. Limpieza contra la depresión

Si te sientes deprimido, ponte a limpiar tu habitación. Además de distraerte, te dará satisfacción cuando hayas terminado y veas todo limpio y en orden.

 

No olvides compartir estos secretos con tus amigos. Y, si los usas, hazlo con responsabilidad.