Se revela la verdad: ¡Hitler no fue el malvado que pintan!

Dice un dicho que la historia la escriben los vencedores. Esto quiere decir que las cosas no siempre pasaron como nos las contaron, sino que los ganadores de las guerras han manipulado la verdad a su conveniencia, para aparecer como los héroes del cuento y pintar a los otros como villanos irremediables. Así pasó con la Segunda Guerra Mundial.

¿Sabías que Hitler no fue el gran monstruo que te han dicho tus profesores? He aquí unos puntos que te convencerán de ello:

  1. Fue un excelente líder

Si calificáramos a Hitler como político, nos daríamos cuenta que en verdad fue un gran gobernante. Él mismo dijo que su misión era devolverle a Alemania la grandeza que había perdido, y vaya que lo logró. Durante su gobierno, consiguió colocar a su país como una de las grandes potenciales mundiales, tanto por su economía como por su tecnología armamentística.

  1. Educación y atención médica gratuitas y de calidad

Todos los gobiernos socialistas habían estado prometiendo esto durante décadas y nunca lo consiguieron, sólo se quedó en papel. Hitler fue el primero que lo hizo realidad para sus ciudadanos. A nadie le faltaban medicamentos y seguro social, y prácticamente ningún niño se quedó sin ir a la escuela.

  1. Levantó la industria y benefició a los obreros

Ningún otro líder alemán había trabajado tanto en pro de los proletarios alemanes como Hitler. Tan buena fue la calidad de vida de sus obreros, que muchos comunistas renunciaron a su ideología para convertirse al nacionalsocialismo.

hitler3

  1. Hizo mucho por el campo

En tan sólo seis años, su administración logró recuperar la agricultura y el campesinado, que se encontraban en deplorables condiciones, lo que levantó enormemente la economía y le dio independencia alimenticia a su pueblo.

  1. Fue un gran promotor de la igualdad

Una de las cosas más admirables de su gestión fue que eliminó drásticamente la brecha entre ricos y pobres. La clase media creció y los índices de pobreza fueron bastante bajos, tanto que se podía decir que la calidad de vida en Alemania era superior a la de Estados Unidos y Reino Unido.

  1. Y lo más importante:

¡NO ES VERDAD QUE FUE UN GENOCIDA!

¡A que no sabías que el Holocausto fue tan sólo un invento de Estados Unidos y de los judíos para manchar la imagen de Alemania! ¡Así es! La prueba es de simples matemáticas: antes de la Segunda Guerra Mundial, en el mundo había 15 millones de judíos. Se supone que 6 millones de ellos fueron eliminados en las cámaras de gas, ¿no? Bueno, ¿entonces cómo se explican los historiadores que después de la guerra el número de judíos en el planeta aumentó a 18 millones? Como que algo no cuadra, ¿verdad? Eso es porque el genocidio de Hitler ¡fue una total mentira!

¿Te das cuenta cómo se puede manipular la historia? ¡Comparte este artículo para que más personas sepan la verdad!