El juego del caballo y el animal oculto, ¿serás capaz de encontrarlo?

Los juegos de agudeza visual nos ayudan a ejercitar nuestro ingenio y nuestra capacidad analítica, por lo que es muy recomendable practicarlos frecuentemente. Existen distintos tipos de juegos de agudeza visual; en algunos tienes que encontrar las diferencias entre dos imágenes, en otros tienes que localizar a un objeto perdido entre múltiples objetos parecidos y en algunos más debes encontrar algo oculto dentro de un dibujo.

En el siguiente ejercicio vas a tener que emplear un tipo de análisis que no usamos comúnmente: me refiero al pensamiento lento. Me explico. Existen dos tipos de pensamiento: el rápido y el lento. El pensamiento rápido es el que usamos para resolver cosas sencillas de la vida cotidiana, como cuánto es 2+2, cuál es la diferencia entre un perro y un gato o qué teclas debemos oprimir en el teclado para escribir una carta. El pensamiento lento, en cambio, se utiliza para resolver asuntos más complejos, que requieren una mayor atención de nuestra parte, como resolver ecuaciones de segundo grado, reparar un televisor o preparar una receta de cocina difícil. Se le llama pensamiento lento porque requiere más tiempo de procesamiento y generalmente no se puede resolver en un dos por tres.

Como hemos dicho, pues, vas a tener que usar el pensamiento lento para resolver esta prueba de agudeza visual, creada por el prestigioso profesor Richard Wiseman, considerado por sus colegas como uno de los mejores psicólogos experimentales de la actualidad.

Wiseman siempre dice que “hay que pensar más allá de lo que vemos”, y en el siguiente reto tendrás que hacerlo.

Se trata de la imagen de un caballo que puede apreciarse a simple vista. Sin embargo, ¿eres capaz de ver al segundo animal que se oculta en la imagen?

1

Mírala por un rato, a ver si lo encuentras.

Si quieres saber la solución, sigue bajando…

 

 

 

 

 

 

 

 

Sigue bajando…

 

 

 

 

 

 

 

Un poco más abajo…

 

 

 

 

 

 

 

1A

Bien, te diré que el animal que se oculta en la imagen es una rana. ¿Sorprendido?

 

Lo único que tenías que hacer era girar un poco la cabeza. Para ayudarte a verlo, giraremos la imagen.

2

 

Aquí están las dos imágenes a la vez:

3

 

¿Qué tal? ¿Pudiste resolverlo?

Comparte este ejercicio con tus amigos, a ver si ellos lo pueden resolver.

 

También te puede interesar: Este test de imágenes abstractas revelará tu verdadera esencia