Las sopas instantáneas calman el hambre, pero mira lo que le hacen a tu cuerpo sin que lo notes

El ritmo de vida acelerado de la modernidad nos trae siempre de prisa, y esto ocasiona que no nos demos tiempo para muchas cosas de vital importancia, una de ellas la comida. Debido a que estamos de arriba para abajo a toda velocidad, preferimos buscar opciones para no cocinar, lo que impide que tengamos una dieta balanceada, cosa que a la larga puede traer serios problemas a la salud.

Las sopas instantáneas son una de las alternativas que los consumidores encuentran para hacer sus comidas, e incluso sus desayunos y cenas. Este tipo de alimentos nos dan una sensación de saciedad gracias a su alto contenido de agua e hidratos de carbono, pero lamentablemente no nos nutren como deberían, antes bien dañan nuestra salud al estar hechos de químicos y condimentos que resultan nocivos para el cuerpo.

1

Entre sus componentes más dañinos encontramos:

Glutamato monosódico: Se utiliza para potenciar el sabor de los alimentos. Puede causar jaqueca, fatiga e irritación ocular. Según especialistas, en grandes dosis puede llegar a causar cáncer.

Sodio: Una sola sopa instantánea contiene el 50% de los requerimientos diarios de sodio. Es decir, bastante sodio. Su consumo en grandes dosis puede desarrollar hipertensión arterial y probable infarto.

Grasas saturadas: Las sopas instantáneas contienen estas grasas en alta cantidad. Pueden causar obesidad, arterioesclerosis y problemas cardiovasculares.

TBHQ: Es un químico demasiado peligroso que deriva del butano que por sus propiedades antioxidantes se usa como conservador de la comida instantánea. Puede provocar náuseas, vómito y enfermedades auditivas.

Bisfenol A: Es un químico que recubre el envase de plástico en su interior. Se ha asociado con diversos padecimientos, entre ellos el cáncer.

3

Si piensas arriesgarte a consumir una de estas sopas, por favor no la metas con todo y envase al microondas, pues esto ayuda a que se liberen con mayor facilidad las partículas de Bisfenol A, lo que aumenta severamente el riesgo de padecer cáncer.

Otro de los contras que se enuncian para evitar consumir estas sopas es que tú podrías ser alérgico a algunos de estos componentes, por lo que su consumo podría causarte una reacción alérgica que podría llevarte hasta la muerte.

El mes pasado, en Guatemala, se reportó que dos niñas fallecieron luego de comer dos sopas instantáneas cada una.

Estas son razones más que suficientes para no volver a consumir estas sopas jamás.

¡Comparte este artículo con tus amigos, es necesario que lo sepan!

 

Checa también este artículo: Oficial McDonald’s se va de México y algunos países de América Latina por esta razón