Matan a su amigo en un rito satánico. Querían convertirlo en un vampiro

En Chihuahua ocurrió un horrible suceso. Unos chicos asesinaron a uno de sus amigos en la celebración de un rito satánico. La finalidad era resucitarlo y convertirlo en un vampiro. Gracias al testimonio de una persona que ahora se encuentra bajo protección de testigos, se pudo detener a Omar Sánchez García, alias “El Osiris”, de 25 años; a Gustavo Adolfo Dorantes Dorantes, de 18 años; y a Iveth Nayeli López Hernández, de 18 años.

Estos jóvenes habían formado una secta llamada “Los Hijos de Baphomet” y frecuentemente se reunían para hacer celebraciones demoniacas, pero en esta ocasión lo llevaron demasiado lejos y, como parte del rito, estrangularon a Edwin Miguel Juárez Palma, de 24 años, llevándolo a la muerte.

Edwin también pertenecía a la secta y en un principio estuvo de acuerdo en participar en la ceremonia, pero nunca se imaginó que las cosas se saldrían de control y que terminaría sin vida. Los detenidos dijeron que el líder de la secta salió huyendo, alcanzando a escapar, y que fue él quien les ordenó que mataran a Edwin, asegurándoles que tenía el poder de revivirlo para que volviera convertido en un vampiro inmortal.

Los satánicos jóvenes se reunían en un cibercafé llamado “Freak Shop”, y ahí fue donde se llevó a cabo el macabro rito. Las autoridades encontraron sangre de la víctima en el baño del lugar.

Según cuentan los responsables de este asesinato, para celebrar el rito se inspiraron en un libro de cultos satánicos, en el cual venían instrucciones para regresar de la muerte a un difunto. Sin embargo, al ver que no podían devolverle la vida a Edwin, decidieron fingir que se trató de un homicidio producto del narcotráfico, por lo que se les ocurrió meter el cuerpo en bolsas negras, amarrarlo con cinta adhesiva y dejarlo abandonado en plena calle, tal como hacen los miembros del crimen organizado. No obstante, los jóvenes criminales fueron sorprendidos y se les detuvo, llevándolos la policía ante las autoridades correspondientes.

Si resulta que los chicos son culpables de este atroz crimen, podrían pasar hasta 40 años en la cárcel.

¡Qué miedo! ¿No? Comparte esta macabra noticia.