Lo que dice de ti el color de tu ropa

No cabe duda que la ropa que te pones refleja tu personalidad. Por ejemplo, usar sombrero puede darte un toque de distinción, mientras que ponerte una gorra puede darte un aire más bien de informalidad.

Pero, ¿también los colores de la ropa que nos ponemos influyen en lo que proyectamos? Por supuesto, es por eso que ahora te explicaremos qué representa cada color, así tú elegirás de acuerdo a lo que quieras comunicar con tu imagen.

Empecemos con el rojo. Este color frecuentemente se asocia con el romance y con la pasión. Es un color cálido, que despierta en las personas deseos sensuales y fuertes dosis de energía. Si te sientes bajoneado o deprimido, vestirte de rojo puede elevar tu ánimo. También es buena idea ponerte un vestido rojo para una noche de pasión, o una corbata roja si quieres dar la impresión de que eres un trabajador dinámico y muy movido. Úsalo también si deseas proyectar valentía, coraje y fortaleza.

Vestir de blanco, en cambio, se asocia con la tranquilidad, con la luz y con la bondad. Si quieres proyectar serenidad, calma y confianza en ti mismo, este es el color de tu elección. Es el color más usado en vestidos de boda porque refleja pureza y virginidad. Una playera blanca bien limpia puede indicar que vienes en son de paz y que tus intenciones son buenas, ideal para cuando conoces nuevas personas. Zapatos blancos pueden dotarte de una imagen limpia, fresca y juvenil, mientras que usar guantes blancos puede darte un toque de finura y distinción.

El amarillo, por otro lado, le dará a tu imagen un aire de alegría y felicidad. Cuando vistes de amarillo, tus sonrisas se sienten más honestas y las personas se sentirán contentas y gustosas de estar ante tu presencia. Si haces ejercicio aeróbico, como correr o atletismo, vestir de amarillo te llenará de energía y dinamismo. En una reunión, el amarillo puede facilitar la comunicación y poner a las personas de tu lado. Combinado con el rojo, puede hacerte proyectar que estás de muy buen humor y hacer que le caigas bien a las personas a tu alrededor.

El azul tiene la característica de ser el color de la inteligencia. Vestir azul puede hacerte proyectar que eres una persona racional y profunda, pero también que eres gente de fe y de creencias sólidas y bien definidas. En las reuniones, el que porta el azul da la impresión de ser una persona sincera en la que se puede confiar. Si tu look es más sport y utilizas el azul, puede darte un toque de elegancia, de limpieza, de frescura y de comodidad. Ahora que si quieres dar una impresión de ser una persona saludable, el azul también es tu opción.

El verde es el color de la naturaleza y de lo vivo. Vestir de verde puede indicar frescura, juventud, energía y estabilidad. En las reuniones puede dar la impresión de armonía y equilibrio interior. También es un color sensual debido a que está asociado con la fertilidad. Por otro lado, el verde está asociado con el dinero y con la abundancia. Un padre o una madre que vistan de verde pueden dar la idea de que les gusta proteger a sus hijos y a sus seres queridos.

El negro es el color del misterio y a la vez de la elegancia. También está asociado con la muerte y con lo oculto, por ello muchas tribus urbanas como los metaleros, los góticos o los dark lo utilizan. Quienes visten de negro dan una sensación de poder, de autoconfianza y de autoridad. Es un color esencial si quieres infundir respeto en quienes te rodean. También es el color del dolor y de la pena, por ello es que se utiliza en funerales.

Así que ya lo sabes, vístete de acuerdo a lo que quieras proyectar, pero recuerda tener variedad de estilos y colores, porque tener un guardarropa de un solo estilo y color puede decir de ti que eres una persona que le tiene miedo al cambio.