20 datos curiosos que no sabías hace 15 minutos.

 

Siempre nos han dicho que cada día aprendemos algo nuevo ¿no? Pues hoy no solo vas a aprender una sola cosa, sino que vas a aprender 20 cosas nuevas que no conocías hace 15 minutos.

En pocas palabras te ahorrare el trabajo de aprender algo nuevo por este mes, para que así disfrutes de este diciembre y de tus vacaciones sin necesidad de aprender. De nada, empecemos:

  1. La cantidad de agua que hay en nuestro planeta no ha disminuido ni aumentado en los últimos dos mil años.

 

  1. El graznido de un pato (cuac, cuac) no hace eco y nadie sabe por qué.

 

  1. Si quedaras encerrado en una habitación morirías por envenenamiento con dióxido de carbono, no por falta de aire.

 

  1. Los huesos son cinco veces más fuertes que el acero.

 

  1. Los mosquitos tienen dientes.

 

  1. “Hipopomonstrosesquipedalifobia” miedo a las palabras largas.

 

  1. La nariz tiene el mismo largo que la frente.

 

  1. En teoría todos olemos nuestra comida, ya que del olfato viene el 70% del sabor.

 

  1. Los búlgaros dicen “sí” moviendo la cabeza de lado a lado, y dicen “no” moviéndola de arriba a abajo.

 

  1. El primer minuto de silencio de la historia duro dos minutos.

 

  1. El alfabeto más largo del mundo es el de Camboya, tiene 74 letras.

 

  1. Las galletas de la fortuna no son de china, son un invento americano.

 

  1. Le cabe más aire al pulmón derecho que al izquierdo.

 

  1. Multiplicando 111111111 x 111111111 se obtiene 12345678987654321.

 

  1. La guerra más corta duró 45 minutos.

 

  1. ¿Qué fue primero: la fruta naranja o el color naranja? El color, después de 300 años se empezó a decir “naranja” a la fruta.
  1. La reina de Francia mandó a construir conductos para escuchar todo lo que se dijera en el palacio, de ahí viene el dicho: “las paredes oyen”.

 

  1. Las pirámides egipcias no fueron construidas por esclavos.

 

  1. Las medallas olímpicas de oro no son de oro, sino de plata, apenas un 2% de ellas es de oro.
  1. El picante es en realidad un dolor, no un sabor.

Escrito redactado por:Santiago Arcos