¿Sabías que viajar por el mundo puede causar depresión?

He pensado que actualmente muchos tenemos en mente viajar por el mundo y arriesgarnos a dejar todo atrás para cumplir nuestros sueños, pero uno de los grandes secretos que ocultamos la mayoría de los viajeros, es que existe la posibilidad de tener terribles depresiones al emprender un viaje por el mundo.

¿Y cómo es posible esto? Pensarás, una de las experiencias inesperadas, que tal vez puede vivir un viajero inexperto es la depresión simultánea, ya que, como viajero decidas emprender tu viaje sin antes realizar un análisis crítico (ya sea para saber si estás capacitado psicológicamente para vivir solo por un periodo de tiempo estimado) para tomar una decisión favorable a la hora de partir a un destino desconocido. La sensación suelo compararla, con el efecto llamado “Síndrome de Paris” el cual consiste en el factor sorpresa que como individuos al llegar a nuestro destino notamos que el lugar donde nos encontramos no es exactamente como se imagina cuando se planea, puesto que, la cual se rige con un patrón respecto a la nostalgia familiar; los seres humanos estamos tan apegados a nuestros seres queridos que al momento de separarnos de ellos, nos damos cuenta que jamás adoptamos el hábito de ser independientes, muchas personas no reconocen el hecho que implica irse a otra parte del mundo, comienzas a darte cuenta que vas completamente solo, únicamente con tus virtudes, talentos y habilidades. Causando de este modo, un impacto al separarnos de nuestras familias

 

Incluso puede desatar síntomas que pueden llegar al punto del suicidio, dependiendo claramente de que tan grave esté el nivel del individuo, sabemos que no todos los seres humanos somos iguales, pero si tenemos muchas similitudes y patrones a la hora de interactuar con otro individuo, ya sea una persona, y es interesante como esto puede afectar a un viajero dispuesto a cumplir su más grande sueño, esto no quiere decir que no se pueda tener nostalgia a la hora de partir, es totalmente normal en un ser humano, pero es una posibilidad, el no estar preparado para partir y abandonarlo todo, sin embargo no olvidemos que la mayoría de los viajeros compartimos algo en común, así es, compartimos la decisión de abandonar nuestros trabajos y romper el paradigma de seguir las vidas prediseñadas que nos enseñan y reflejan nuestros padres al hacernos crecer, el simple patrón que todos conocemos: estudiar, conseguir un título universitario, un buen empleo, formar una familia, y trabajar durante años, sin disfrutar un instante de la vida, y lo que esta nos ofrece. Muchos de los que viajamos por el mundo rompemos esa realidad prediseñada por la sociedad.

Y mi pregunta es ¿Te atreves a viajar por el mundo?

 

Escrito redactado por: Reinaldo Ramirez