Como salir de la Friendzone…o al menos salir vivo de ella.

¿Te ha pasado que conoces a alguien y tienen full química, se vuelven los mejores amigos, además poseen cientos de cosas en común, piensas que son el uno para el otro y luego comienzan a nacer en ti sentimientos que te impulsan a querer ser algo más… Pero por más señales de humo que le envías, ella o él está ahí como si nada? Si la respuesta es sí… ¡Bienvenido a la Friendzone!

De la Friendzone se puede salir de dos maneras: Dejando de ser su amigo, o convirtiéndose en su novio.

Es evidente que estar en este tipo de situaciones nos puede generar mucho dolor y nos puede hacer pensar que nada nos sacará de allí. Muchas veces cuando la tenemos complicada con la persona que nos gusta, decidimos esperar hasta que un milagrito se dé, ¡nos cegamos! Tomando así una actitud pasiva, sumisa, complaciente, en la que intentamos agradar a la otra persona a como dé lugar, pensando que de esta manera nos verá con otros ojos y decidirá darse una oportunidad con nosotros.

Lamentablemente este esfuerzo es en vano o por lo menos así lo será si continuamos con la misma actitud.

…Si con la persona que te gusta:

– Sales de rumba o vas a cine y cuando van de regreso no pasa nada. Es claro que ¡Estás en la friendzone!

– Te dice frecuentemente cosas como: “¿Porqué todos los hombres no son como tú?”. Obviamente que ¡Estás en la friendzone!

– Te utiliza para poner celoso a otro, Por lógica, ¡Estás en la friendzone!

– Si al intentar tener un mínimo acercamiento te dice: “No quiero dañar nuestra amistad”. Evidentemente ¡Estás en la friendzone!

– Usualmente te dice que eres como su hermano. Más claro no canta un gallo, ¡Estás en la friendzone!

Pero como en el amor uno es tan terco y le encanta hacerse pajasos mentales con la idea de que: “lo bueno se hace esperar”, seguimos queriendo creer que con el tiempo las cosas van a cambiar.

no te voy a mentir diciéndote que es seguro que saldrás de la Friendzone, pero si pones mucha atención a los siguientes consejos, es probable que pueda pasar. Por eso toma nota si quieres seguir intentando tener algo más con esa persona que te quita el sueño:

  1. Aléjate un poco: A tu relación le hace falta balance, ya que tú la necesitas más de lo que ella a ti. Es momento de alejarse un poco y dejar que sea ella quien te busque y se dé cuenta de la importancia que tiene su relación.
  2. Crea competencia: Empieza a salir con otras personas y busca nuevos amigas(os) en círculos sociales distintos. Al contarle sobre alguien más, sentirá celos y esto hará que desee estar contigo. Y si no funciona, de todos modos ya estás conociendo nuevas personas, por lo que no tienes nada de qué preocuparte.
  3. Toma la iniciativa: Empieza a elegir las actividades que realicen juntos, en las que tengan un fuerte acercamiento y que puedan incitar que te vea con otros ojos.
  4. No hables tanto de ti: Hazle muchas preguntas y procura no contarle todos tus problemas. Demuéstrale que te interesas en su vida y marca el ritmo de todas sus conversaciones.
  5. Deja de llamarlo amiga: El poder de la mente es increíble y si te la pasas diciéndole “amiga”, te estás posicionando como eso en su subconsciente.

 

Si has intentado con anterioridad esto y no funcionó, simplemente no pierdas más tu tiempo y date tu lugar. No dañes una muy buen amistad por quizás un mero capricho. También ponte en la posición de la otra persona y piensa en lo incómodo que puede llegar a ser esto para ella/él, de esta manera tus perspectivas se ampliarán un poco más y podrás salir dignamente de la ‘Friendzone’.

Mientras tanto yo estaré tratando de aplicar lo que escribir, y esperar a ver resultados…

 

Escrito redactado por: Santiago Arcos (En la Friendzone desde tiempos inmemoriables)