¿Hablas solo? podrías ser un genio, descubre la razón.

Tu habla interna, lo que te dices a ti mismo, puede llevarte a ser amado o no, feliz o infeliz, atractivo o poco atractivo, débil o fuerte. ¿Y qué pasa cuando hablamos solos?

Nunca nos cuestionamos si es malo pensar, pero si vemos como algo extraño el hablar solo. Sin embargo, lo que no es muy conocido es que los pensamientos son como la voz puesta al mínimo volumen.

Por tanto, te debería preocupar tanto lo que piensas como lo que hablas en voz alta, en caso de que esas frases o pensamientos sean negativos.

Los beneficios principales son:

  • Motivacional: leer frases de superación o motivación, es una de las mejores formas para motivarse en el deporte, trabajo o cualquier tarea.
  • Reforzadora: no necesitas esperar que alguien te diga algo positivo o te feliciten cuando haces algo bien. Lo puedes hacer tú mismo. De hecho es recomendable reforzarte diciéndote a ti mismo frases positivas como: “lo has hecho muy bien”, “eres un crack” o “¡muy bien!”
  • Reflexionar: a veces tomamos decisiones sin pensar y de manera impulsiva. Pues hablar en alto es una de las mejores formas para aclarar las ideas y reflexionar sobre qué te conviene y qué no, qué estrategias puedes llevar a cabo o pensar sobre errores del pasado.
  • Establecer y recordar objetivos: escribir objetivos es una de las técnicas mejores para poder conseguir lo que te propones. Hablar solo puede ayudar a establecer objetivos que no tengas claros y a recordarlos cuando te encuentras algo perdido.
  • Fortalece la memoria: los psicólogos Lupyan Y Swingley llevaron a cabo un experimento en donde se demostró que el habla autodirigida ayuda a mejorar la memoria.
  • Actúa como guía de comportamiento: todos hemos hablado alguna vez con nosotros mismos para guiar un comportamiento o aprender una actividad nueva, como por ejemplo aprender a conducir. Esto sirve para darnos las indicaciones necesarias; primero cinturón, después insertar llave, etc.
  • Puede incrementar la inteligencia: un estudio norteamericano, publicado por la revista Quarterly Journal of Experimental Psychology, asegura que hablar solo puede ayudar a desarrollar las conexiones neuronales.

En general hablarte a ti mismo es muy bueno, puesto que la mayoría de las personas que lo hacen; cuando responden, lo hacen pensando antes de hablar.

En definitiva, hablarse a si mismo de vez en cuando es normal, incluso saludable y no es por sí mismo un signo de enfermedad mental, así que no tengas miedo de hacerlo.

Los casos que tendrían que acudir a un profesional serían:

  • Hablarse a sí mismo por la calle, en alto y sobre situaciones extrañas o imaginarias (podría ser un síntoma de esquizofrenia).
  • Decirse a sí mismo cosas negativas, depresivas, ideas negativas…
  • Produce malestar.

Es normal cuando:

  • Estás haciendo algo, reflexionando o intentando resolver un problema.

 

Recuerda dejar tu opinión en los comentarios y compartirlo si te gusto.

 

Escrito redactado por: Santiago Arcos