Cómo es el increíble papel resistente al agua y al fuego.

China inventó el papel hace más de dos milenios y ahora lo ha perfeccionado haciéndolo resistente al agua y al fuego.

Según informa la revista científica Journal of the American Chemical Society, expertos del Instituto de Cerámica de Shanghái acaban de crear un papel que puede mojarse sin que el texto impreso sufra daños y además es capaz de aguantar un calor superior a los 200 ºC.

Zhu Yingjie, uno de los investigadores del proyecto, comentó que si bien hasta la fecha existían papeles que podían resistir estos elementos, ninguno de ellos reunía ambas cualidades.

Según sus inventores, el nuevo papel es capaz de repeler no solo agua sino también otras sustancias líquidas como café, zumo o té.

_93788444_thinkstockphotos-543329296

Para que este papel pueda repeler tanto el fuego como el agua, los investigadores le añadieron a la pasta de la que está hecho hidroxiapatita, un tipo de calcio.

Este elemento en el esmalte de los dientes de los animales como en sus huesos, este es fundamental para poder realizar esta función.

Gracias a la mezcla entre el papel y la hidroxiapatita, la estructura del material cambia y le otorga propiedades especiales que le permite repeler los elementos naturales.

USOS:

Este tipo de papel puede ayudar a la preservación de documentos importantes durante tragedias naturales.

_93791979_thinkstockphotos-516006854

Los inventores creen que este tipo de papel será útil para preservar documentos importantes sin la preocupación de que sean destruidos en un incendio o por los peligros del agua.

“El papel también será útil para preservar documentos importantes durante siglos, porque no tenemos que preocuparnos de que sea destruido por el fuego o el agua”, explicó Zhu Yingjie.

El investigador dijo que este papel será beneficioso para muchos sectores.

“Creemos que tendrá todo tipo de usos, desde su empleo para la caligrafía hasta su uso para hacer vallas publicitarias“.

El equipo inició su trabajo en 2008 y en estos momentos están solicitando las patentes para que pueda estar en el mercado en un plazo de tres años.

Sorprendente ¿no?