La ola que come. Eciton burchellii

El corazón de la selva aún se está a oscuras, la selva nunca se calla, siempre está viva y ruidosa aun cuando ya no hay luz. Pero de pronto por unos instantes todo queda en silencio y el ambiente se torna enrarecido, es como si la selva estuviera aun tomando conciencia de que es lo que está sucediendo. El tenso silencio le da paso a un gran zumbido, luego se escuchan batidos de alas, piar de aves y otros sonidos más. El estruendo lo producen miles de animales huyendo despavoridos,  depredadores y presas huyen juntos ignorándose, lo que los persigue es simplemente terrorífico.

selva

Es la marabunta, una de las migraciones más temidas en la tierra. Arrasa con todo lo que está en su camino, la selva y sus nativos lo saben. Todos huyen o por lo menos lo intentan, la marabunta no conoce el término “clemencia”.  Para la mayoría de los que se quedan en su camino resistirse es inútil; ni siquiera animales miles de veces  más grandes de los que conforman la temida migración se salvaran. E incluso algunos animales alados que no logran desplegar sus alas a tiempo y dejar el suelo, no se salvarán.

marabunta-hormiga-guerrera

La marabunta es  la migración de millones de hormigas guerreras o legionarias  en cantidad tal que cubren por completo el suelo como  una gran ola cuando rompe en la orilla. Su fortaleza no radica en sus poderosas mandíbulas (de fuerte  mordedura y que los nativos las usan como puntos de sutura) ni el ácido fórmico que algunas puedan usar. Su verdadera arma es la  cantidad de individuos que forman una colonia, su unidad  y disposición a sacrificarse por el bien común, por  su reina y sus hermanas. A diferencia  de las otras especies de hormigas, estas no construyen un nido fijo, el nido lo forman ellas mismas con sus cuerpos, conocido por algunos como vivac.

La migración de la marabunta ocurre cuando ya han permanecido en un sitio aproximadamente 3 semanas y han devorado todo sobre el suelo de la selva en varios kilómetros a la redonda. Pueden consumir más de 100.000 animales por día y devorar casi cualquier tipo de vegetación, lo que la convierte en una verdadera ola destructiva. Ni siquiera cuerpos de agua la pueden detener, ellas se usan a otras como puente. Durante cada trayecto son capaces de recorrer hasta 100 metros cada noche, lo que equivaldría  en términos humanos a una maratón.

hormigas6descarga

Existen múltiples relatos donde explican que por donde pasa esta hormiga, no queda nada. No importa el tamaño del espécimen, si este no puede salir de su camino estará perdido. Animales enfermos, enjaulados, o amarrados han sido víctimas de estos pequeños insectos. Se meten en el interior del organismo en cantidades grotescas y le trancan sus vías respiratorias causándoles una espantosa muerte. En las selvas del amazonas y del continente africano los relatos sobre muertes humanas a causa de la marabunta son abundantes. Los locales afirman que personas enfermas, dormidas y bebes, han padecido la mala fortuna de interponerse en el camino de ellas.

hormigas09_714x476hormiga

Existe un famoso caso de un hombre boliviano que en estado de ebriedad  se quedó dormido recostado en un árbol, en una región selvática de su país, y fue víctima de millones de picadas que acabaron con su vida.

“Cuando ruge la marabunta es mejor estar sereno”    “la sangre venenosa de África”   “el ácido vivo”

 

 

 

Puente-de-hormigas

En la unión radica el verdadero poder.  ¿Qué opinas?