Los colosales y misteriosos ojos del Tepuy Sarisariñama.

Fue descubierto en 1964 y tuvo que pasar una década para que una expedición pudiese llegar a este lugar único en el planeta. Su forma y su origen son considerados toda una anomalía para la geología.

descarga

Ubicados en lo alto del tepuy Sarisariñama en el parque nacional Jaua-Sarisariñama en el estado Bolívar en Venezuela, se encuentran las llamadas “simas”; aperturas de formas circulares casi perfectas como si hubieran sido hechas por una perforadora colosal. En lo alto del tepuy, con una altitud de hasta 2500 metros, se conocen por ahora 4 sumideros o simas; la más grande se llama Humboldt y tiene un diámetro de más de 350 metros de ancho y 314 metros de profundidad.

375px-Sarisarinama

Su acceso restringido (solo para exploración científica), y las increíbles dificultades que presenta la aproximación, ha hecho que las expediciones hayan sido muy pocas; por lo que  la mayoría de sus secretos permanecen aún resguardados. La carretera más cercana se encuentra a cientos de kilómetros, y el espeso follaje hace muy difícil el aterrizaje de helicópteros cerca de las simas.

 

sarisariñama01_8 sarisariñama01_3

Es un lugar único en el planeta ya que presenta características excepcionales. Está formado por rocas, lo que hace que sus paredes sean completamente verticales. Compuesto principalmente por areniscas, los tepuyes son una de las estructuras emergidas más antiguas del planeta. Se cree que estas simas se originaron a partir de ríos subterráneos que corren aun dentro del tepuy; y cuyo discurrir fue removiendo los estratos de arenisca, hasta que finalmente la estructura que servía de “techo” se vino abajo.

images

Debido a su gran profundidad y sus paredes lisas; tanto el acceso como la salida de especies se hacen prácticamente imposibles (a excepción de algunos animales alados). Por lo tanto dentro de esos enormes agujeros la evolución ha corrido con un curso distinto al resto del planeta, presentando especies animales y vegetales que son endémicas, es decir especies que son exclusivas de ese sitio y no se encuentran en otro rincón del planeta.

 

57dba4fb18251

 

 

La etnia indígena Makiritare,  pueblan la zona. Y según sus creencias el nombre de Sarisariñama es originario de un espíritu maligno, que mientras devoraba humanos hacia un ruido que sonaba como “sari”; dicho espíritu con forma de ave se posaba en uno de los extremos del borde de la meseta.

la-montac3b1a-de-jawa-sarisaric3b1ama372

Debido a su inexpugnable localización, la perturbación en este lugar ha sido casi nula; permitiendo que  ciertas condiciones naturales se hayan preservado casi intactas desde su origen.  Los nutrientes disponibles, la radiación solar y la humedad dentro de las cavidades son muy similares a las condiciones prehistóricas, permitiendo la preservación de especies vegetales ya extintas (relictos).

sarisariñama01_6

 

Un verdadero mundo perdido. Los muy pocos afortunados que han podido explorar estos “ojos”, dicen que en cuestión de minutos pierdes la noción de donde te hayas y realizas un viaje en el tiempo, al pasado, al mundo prehistórico. Solo los objetos modernos que traes contigo te anclan de nuevo a la realidad. La vida dentro de estas simas evoluciono y avanzo de forma diferente; un mundo diferente dentro del real, otras reglas.

 

49

 

¿Qué opinas de este lugar tan increíble?