Guardo una hamburguesa por 20 años, el resultado fue inesperado…

Allá por el año 1995 los australianos Eduard Neetz y Casey Dean compraron una hamburguesa para uno de sus amigos pero él finalmente no se la comió, por eso ellos movidos por su curiosidad decidieron guardar este “manjar” y lo colocaron (con todo y envoltura) en una caja para abrirla sólo 20 años después.

Luego de 20 años, algo más viejos pero igual de divertidos; decidieron abrir la caja y mirar qué ha sucedido en todos esos años que ha estado guardada.

Miralo con tus propios ojos:

7923-1-650-a542d8629a-1484585218

Todo normal ¿no?

7928-enhanced-17379-1424521460-1-650-a542d8629a-1484585218

¡Sin duda un resultado inesperado! Ellos afirman que al momento de sacar la hamburguesa; No notaron nada extraño, lo cual los sorprendió. Ni siquiera un olor que justificara los 20 años que estuvo guardada.

7925-3-650-a542d8629a-1484585218

“Es casi comestible” afirma Eduard.

7926-4-650-a542d8629a-1484585218

Ahora, este par de amigos, se llaman a sí mismos los “dueños de la hamburguesa más vieja del mundo“. Lo más increíble de la historia es que ellos la guardaron en un cajón y no en una nevera, lo que “podría” justificar su buen estado, ”se conservó por sí sola”.

7927-6-1-650-a542d8629a-1484585218

Entonces viene la pregunta: ¿De qué están hechas estas hamburguesas para durar 20 años?

No volveré a McDonald’s ni para ir al baño…