Los “pollos góticos” tienen hasta la sangre negra.

Una mutación genética hace que todo en ellos sea negro. Y la gente está dispuesta a pagar un dineral por conseguir uno.

Se llama Ayam Cemani, que literalmente significa “pollo negro”. Está claro que no pasaron horas pensando el nombre, pero lo cierto es que es muy acertado: no solo completamente son negros en el exterior, también en el interior.

Su piel, sus patas, sus ojos, su lengua y sus órganos internos: todo es negro en los Ayam Cemani.

goth chicken ayam cemeni breaker

La raza fue desarrollada en Indonesia, y son bastante difíciles de conseguir en otros países. Además de valer mucho dinero, hay muchas personas que han sido estafadas pagando mucho dinero por ellos y terminar siendo engañados.

Esta pigmentación extrema, incluso en los tejidos internos, se llama fibromelanosis y solo se da en otras tres variedades de ave en todo el mundo. En 2011 un equipo de investigadores formado por suecos, americanos y chinos descubrieron los genes que dan lugar a este inusual fenómeno.

6822_e6be4c22a5963ab00dfe8f3b695b5332

Se trata de una mutación que afecta a la producción de la pigmentación. Básicamente, en estas especies el grifo de la melanina se les queda abierto, tiñendo de negro cada parte de su anatomía.

En la isla indonesia de Java el Cemani tiene una larga historia. Tradicionalmente era un pájaro de las élites. Rara vez se veía alguno en un mercado y jamás se convertía en comida.

6_201702028wDoxg

Ahora, los Cemanis se están volviendo un gran negocio. Hace un par de años, Paul Bradshaw, dueño de Greenfire farms, empezó a importar Cemanis desde los Países Bajos (donde creía que estaba el mejor criador fuera de Indonesia) a EE.UU. La primera pareja de pollos la vendió por 5000 dólares, y desde entonces ha vendido 500 más.

Cuando Bradshaw empezó en el negocio de los pollos, lo único en lo que tenías que reparar para competir era el precio, no su belleza o su rareza.

6_20170202L6bwii

“Era un concepto disruptivo” dijo. El tiempo ha terminado por darle la razón: ahora cría una docena de razas especiales, incluyendo el Svarthöna sueco, que se parece mucho al Cemani, pero sale mucho más barato, por solo 99 dólares el pollo.

En España parece que empieza a haber también un pequeño mercado de particulares que venden la raza, aunque los precios son tan asequibles que resulta sospechoso.