Aprende cualquier cosa en cuatro pasos con la técnica de Feynman

Con la Técnica de Feynman, aprendes enseñando a otra persona un tema en términos simples para que puedas identificar rápidamente los agujeros en tu conocimiento.

Después de cuatro pasos, serás capaz de entender los conceptos más profundamente y retener mejor la información.

¿Por qué es importante?

La Técnica de Feynman es un modelo mental que fue acuñado por el ganador del Premio Nobel Richard Feynman. Conocido como el “Gran Explicador”, Feynman fue venerado por su capacidad de ilustrar claramente temas densos como la física cuántica para prácticamente cualquiera.

En “La conferencia perdida de Feynman: El movimiento de los planetas alrededor del Sol”, David Goodstein escribe que Feynman se enorgullecía de ser capaz de explicar las ideas más complejas en los términos más simples. Goodstein le preguntó una vez a Feynman que explicara por qué “las partículas de medio punto obedecen a Fermi-Dirac”. Feynman respondió que prepararía una conferencia de primer año, pero regresó unos días más tarde con las manos vacías. “No pude reducirlo a nivel de primer año”, admitió a Goodstein, eso significa que realmente no lo entendemos.

Es decir, si Feynman no podía explicar algo en términos simples, había un problema con la información, no con la capacidad de enseñanza de Feynman.

feynman

¿Por qué la gente está hablando de ello?

La técnica de Feynman está expuesta claramente en la biografía de James Gleick de 1993, “El genio: La vida y la ciencia de Richard Feynman”. En el libro, Gleick explica el método en términos de cómo Feynman dominó sus exámenes en la Universidad de Princeton: “Él abrió un cuaderno fresco En la portada él escribió: “CUADERNO DE COSAS QUE NO SÉ” La primera pero no última vez que reorganizó su conocimiento, trabajó durante semanas desmontando cada rama de la física, engrasando las partes y juntándolas, mirando todo el tiempo por los bordes e inconsistencias y tratando de encontrar los núcleos esenciales de cada sujeto”. Esta es la primera parte de su proceso, pero echemos un vistazo a los cuatro pasos:

1. Elige un tema que quieras entender y comienza a estudiarlo. Escribe todo lo que sabes sobre el tema en una página de cuaderno y agrega a esa página algo cada vez que aprendas algo nuevo sobre esto.

2. Haz de cuenta que vas a explicar el tema en un salón de clase. Asegurate de que seas capaz de explicar el tema en términos simples.

3. Vuelve a los libros cuando te quedas atascado. Las lagunas en tu conocimiento deben ser obvias. Revisa las áreas problemáticas hasta que puedas explicar el tema por completo.

4. Simplifica y usa analogías. Repite el proceso simplificando tu lenguaje y conectando hechos con analogías para ayudar a fortalecer su comprensión.

La Técnica Feynman es perfecta para aprender una nueva idea, entender mejor una idea existente, recordar una idea o estudiar para una prueba. No estábamos bromeando cuando nos dijo que era bueno para nada. ¿Cómo usarías esta técnica?