¿Un cachorro con brackets? ¡No lo podrás creer!

Quizá nunca habías escuchado que a un animal se le pudiera colocar brackets para acomodar su dentadura. Suena extraño, lo sabemos y también sabemos que quizá por tu mente pasaron varias preguntas como paso con la mía… ¿es posible? ¿le dolerá? ¿no es contraproducente?.

Molly Moore tiene un pequeño cachorro llamado Wesley al cual mima y ama con todo su corazón. Wesley es un golden retriever el cual al nacer no contenía ningún tipo de enfermedad o problema, pero al paso del tiempo se encontró con el problema de no poder cerrar bien su mandíbula. No jugaba ni comía como acostumbraba, así que su tierna y preocupada dueña decidió hacer algo al respecto.

1

“Una vez que sus dientes definitivos comenzaron a crecer, nos dimos cuenta de que estaban chuecos y no era capaz de cerrar totalmente el hocico”.

Molly para su fortuna trabajaba en Harborfront Hospital for Animals, clínica veterinaria de su padre, Jim Moore. Junto a su padre encontraron una manera de arreglar el problema del cachorro ya que necesitaba alimentarse bien.

2

Wesley fue valiente y tranquilo durante su proceso y Molly confiaba al 100% en su padre que era especialista en el área dental canina. Jim Moore le aseguraba a su hija que el proceso funcionaria y que tendría efectos positivos en el cachorro y que incluso sería un proceso más corto que en los humanos.

3

El proceso que se le aplico al pequeño no es común en animales, ya que en ellos solo se aplica para problemas serios y no por algún motivo estético.

4

“Mucha gente no entiende que Wesley usa brackets por una razón médica de fondo”.

5

“Las personas encuentran que Wesley se ve adorable con sus nuevos aparatos de ortodoncia”.