Una historia que te demuestra que es mejor adoptar y darle la oportunidad de un hogar a un animalito

Su nombre es oso un canino que fue encontrado lamentablemente en un callejón en Flint, Michigan a la edad de 7 meses. Afortunadamente pudieron rescatarlo y lo mantuvieron en un refugio pero su ánimo era deplorable y siempre lucia triste y demacrado, a pesar de que en el lugar se le trataba con cariño y muchos cuidados.

1

En busca de familia encontraron a una que pudo adoptarlo pero un tiempo después lo regresaron al lugar porque no pudieron seguir cuidando. Fueron 2 años más los que tuvo que pasar de nuevo en ese lugar que lo deprimía tanto.

2

Deprimido y con un rostro triste encerrado en una jaula tuvo que pasar los 2 años en ser adoptado nuevamente. El lugar donde se encuentra es llamado Bienestar Animal de Detroit quienes hicieron lo posible por encontrar un lugar apto para él. Un día la encargada del refugio, LaBonty, decidió publicar una fotografía del perrito con su rostro demacrado y triste.

 

“Se volvió viral porque era una imagen muy triste, está deprimido como la mayoría de los perros, especialmente después de estar dos años y medio en una perrera… La mayoría del tiempo él se acuesta en su cama con la cabeza abajo”.

3

El pequeño era dulce y muy cariñoso, listo para ser adoptado perro, hacía falta una familia que estuviera dispuesta a cuidarlo y darle amor. Tras mucho tiempo de espera pudo ser adoptado Oso y encontró un hogar digno de él pues sus nuevos dueños prometieron darle mucho amor y hacerlo tan feliz como pudieran.

 
“Es el momento que todos hemos estado esperando. Finalmente, Oso ha dejado el refugio, después de dos años y medio de estar encerrado en una perrera. Ahora tiene un patio enorme para correr y será muy querido por sus nuevo padres. Incluso ahora tiene un entrenador que ha decidido donar sus servicios para ayudar a Oso a adaptarse a su nueva familia. Muchos de los que estuvimos cuidándolo durante este tiempo lo vamos a extrañar. Gracias por brindarle la oportunidad que él necesita”.
4

Ahora él vive feliz y su rostro no expresa más tristeza sino que con una sonrisa demuestra lo feliz que es a lado de su nueva familia.

Si tienes ganas de un pequeño acompañante como mascota no compres y mejor adopta a un pequeño que esta esperando con muchas ansias por ti.