¿Sabías que existen animales que son capaces de predecir desastres naturales?

Se ha comprobado a través de los años diferentes habilidades y capacidades que poseen especies de animales, que el humano nunca lograría. En esta ocasión te estaremos hablando de algunas de ellas, ya que se ha descubierto que existen especies de animales que son capaces de predecir un terremoto, un tsunami o un huracán… ¿cuales son? Si quieres descubrirlo, no te quedes aquí y sigue leyendo…

Los científicos aseguran que una de las causas de que algunas especies de animales que tienen un comportamiento bizarro, esté asociado con los terremotos.

Los animales son capaces de predecir diferentes topos de cambios químicos en las aguas subterráneas que se generan a causa del acercamiento de un terremoto.

Algunos investigadores pudieron darse cuenta del acontecimiento, al ver a una colonia de sapos que abandonaron su estanque días antes de un terremoto; esto sucedió en L’Aquila, Italia en el año 2009.

Por obvias razones, los animales que viven cerca de las aguas subterráneas son más sensibles a cualquier cambio que estos sufran, por lo que son capaces de predecir un terremoto desde días antes.

¿Quieres descubrir algunas de las especies que tienen este gran don? Continuemos…

Perros 

Todos hemos visto y escuchado de la gran inteligencia del mejor amigo del hombre. Sus sentidos son mucho más agudo que el de los humanos y se ha demostrado en varias ocasiones que los perros son capaces de sentir movimientos con anticipación. No importa la raza o su tamaño, ellos lograr  sentir que un terremoto se acerca.

Se tiene como prueba que en el terremoto y tsunami de Japón, muchos de sus perros se encontraban a más de 2300 kilómetros de distancia del epicentro se mostraron con cambios de comportamiento demasiado bruscos como alerta de lo que se acercaba.

Gatos

A pesar de su comportamiento tan hepático con el humano, los datos pueden ser de gran ayuda al momento de predecir el acercamiento de un terremoto, pues cuando uno está a punto de acercarse, el felino comienza a perder la calma e intenta salir de cada para buscar un refugio al aire libre. Se dice que los pequeños felinos pueden predecir un desaste horas antes de que estos ocurran. Ellos son capaces de predecir terremotos e incluso erupción volcánica, pues no solo pueden notar los cambios en sonidos y vibraciones, sino también en cambios ambientales y deformación del suelo.

Albatros 

Aves matinas que son excelentes a la hora de percibir algún cambio en la presión atmosférica y también acuática. Estas aves logran detectar cuándo  se formará un huracán, pues sienten una importante disminución en la presión, ellos vuelan y buscan un lugar seguro.

Elefantes 

Aunque suene increíble, estos grandes e inteligentes animales pueden predecir el acercamiento de un terremoto, como sucedió en el tsunami que afectó las costas del océano Indico, sobre todo en Tailandia e Indonesia en el 2004. Los elefantes comenzaron a replegarse y huir hasta las zonas con mayor altura horas antes de que las olas golpear la tierra. Todo esto es gracias a que poseen una gran habilidad de detectar frecuencias que los humanos no pueden.

Abejas 

Aunque son pequeñas, también tienen un gran poder. Las abejas pueden predecir las lluvias, así es, esta pequeña especie logra captar excelentemente la humedad del ambiente. Ellas saben horas antes e incluso días antes de que una tormenta caiga, y al detectarlo migran hacía un lugar seguro. Increíble, ¿no lo crees?

Tiburones 

Los tiburones tienen la capacidad de predecir cambios drásticos en el clima, sobre todo tormentas y huracanes. Los científicos que los estudian por medio de sensores, se dieran cuenta que estos animales nadan hacia las zonas donde hay un fuerte cambio climático, aunque claro, toman sus precauciones nadando hacía lo más profundo para mantenerse protegidos.

Vacas

Las vacas tienen la habilidad de predecir terremotos con días antes de que este comience sus efectos. Ellas lo demuestran al disminuir su producción de leche; un ejemplo de esto fue cuando se pudo constatar diferentes  granjas ubicadas en la zonas con distancia en la catástrofe del 2011 en Japón.