Dime cuál es tu mascota y te diré como eres

Perros y gatos han estado con nosotros durante miles de años. ¿Por qué? Bueno, dicen que sirven para esto y para lo otro. Yo pienso que su longevidad como mascotas se debe a que aprendemos mucho de ellos. Tanto así que el tenerlos nos cambia. ¿No has notado que los dueños de mascotas se parecen a ellas?

Ok, hay personas que prefieren a un perro antes que a un gato, y viceversa, esto refleja bastante tu personalidad. Sigue leyendo y verás algunas diferencias entre perrunos y gatunos.

  1. Los perrunos son más amigables y sociables, les gusta rodearse de personas. Los gatunos se sienten más a gusto con ellos mismos.
  2. Esto es así porque los gatunos son más propensos a neurosis y estados de ansiedad que, instintivamente, tratan de aliviar a través de la calma que su mascota les transmite. Los perrunos son más estables.
  3. Sin embargo los gatunos son en promedio más inteligente que los perrunos. Esto coincide con la teoría de que la inteligencia solo es posible por los desbalances que el exceso de intelecto produce en la psique humana.
  4. Los perrunos tienden a vivir en las afueras de la ciudad, o por lo menos, se sienten más a gusto en el campo y en espacios abiertos. Los gatunos se sienten mejor en espacios cerrados, lejos de las miradas inoportunas.
  5. Los perrunos se sienten cómodos obedeciendo órdenes, no les molesta en grado sumo la disciplina. En cambio no es fácil para los gatunos conformarse a la gente mandona.
  6. Por eso los gatunos no son muy amigos de la tradición porque sí, generalmente se identifican con doctrinas liberales y tienden a ser más independientes. Los perrunos son más conservadores.
  7. Como consecuencia los perrunos son obedientes y creen con facilidad todo lo que oyen o les cuentan.
  8. Los gatunos son más creativos, imaginativos y aceptan con rapidez puntos de vista no convencionales.
  9. Los perrunos, sean hombre o mujer, tienden a tener el lado masculino de su personalidad más desarrollado que el femenino. Las perras parecen perros y los gatos parecen gatas.
  10. Los gatunos tienden a ser intolerantes. Los gatunos odian a los perros. Para un perruno es más fácil tolerar la presencia de gatos. Tanto es así que aquellas personas que son perrunas y gatunas a la vez en realidad, muy en el fondo, son perrunas.

¿Cuál es tu mascota? Yo soy gatuno. No odio los perros pero me parecen unos babosos.