Duermes en el metro y despiertas en la estación que bajarás… ¿por qué? Nosotros te damos la respuesta

No puedes explicarte porqué cada vez que te quedas dormido en el metro despiertas una o dos estaciones antes de bajar, e incluso exactamente en la estación que deberías bajar. Quizá has notado este acontecimiento no solo en ti, sino en algunas otras personas de tu alrededor. Si te preguntas el porqué sucede, sigue leyendo y te encontrarás la respuesta.

Existe una escasa investigación sobre el tema, pero se ha encontrado algunos datos curiosos gracias a el doctor Marc I. Leavey de Lutherville, Maryland y al neurólogo del Michigan Medicine´s Sleep Disorders Center, Ronald Chervin.

Toda esta explicación comienza con un reloj interno que tiene nuestro cuerpo, que está sincronizado increíblemente con dicha estación del metro. Esto es muy fácil de comprender cuando piensas en todas esas cosas a las que se ha acostumbrado tu cuerpo, por ejemplo a la hora de despertar, pues lo has acostumbrado por una larga jornada de tiempo levantándote a la misma hora; llega el momento en que te levantarás automáticamente sin la necesidad de una alarma.

Uno de los datos curiosos a los que han llegado los investigadores, es que el cerebro aún dormido sigue registrando cada una de las paradas en las estaciones anteriores, y al momento de llegar a la correcta, puede alertarte para que termines tu siesta.

Los sonidos son una parte importante para que nuestro cerebro confirme que ha llegado a la estación esperada, pues inconscientemente nos acostumbramos a los sonidos externos que siempre escuchamos al llegar a la estación.

Gracias a todo lo anterior podemos entender porque a pesar de quedarnos dormidos en el transporte publico podemos despertar sin ningún problema antes de pasarnos la parada o estación de destino.