Consejos para comer y no engordar en la noche

Muchas personas sienten momentos de ansiedad a la hora del descanso nocturno, lo que usualmente les produce hambre como respuesta para aliviar esa ansiedad. Pero es un gran dilema para aquellos que quieren adelgazar, ellos se preguntan ¿Qué será bueno comer antes de dormir?

La comida nocturna requiere de atención para evitar la acumulación de grasas y para poder dormir tranquilamente, por eso debemos probar con alimentos de bajo valor calórico ya que el metabolismo durante esas horas del sueño es bajo.

Cuando dormimos se liberan hormonas que regulan funciones como el humor y el placer, incluyendo esa sensación de saciedad, por eso debemos recurrir a los alimentos que mejoren la calidad del sueño y que también nos beneficien para el adelgazamiento. La lechuga y las nueces son alimentos que contienen triptófano, un aminoácido que ayuda a regular el sueño.

Además las nueces ayudan a cuidar nuestro cerebro y a evitar el envejecimiento.

También es aconsejable el vino ya que posee piceatannol, un elemento que contribuye en la pérdida de peso reduciendo las células grasas, por lo tanto, tomar un poco de vino antes de dormir evita la sensación de gula. Recuerda no tomar más de dos copas en una sola noche.
Si sufres de insomnio debes comer uvas, estas suministran melatonina, la principal hormona del sueño, y por ser el ingrediente principal del vino reduce la grasa, además son ricas en antioxidantes. Además es bueno ingerir bananas por su alto contenido de magnesio, un buen relajante muscular.

Los frutos que contienen buenas cantidades de líquido como las sandias y el pepino sirven como adelgazantes por ser diuréticos, también combaten la inflamación. También es importante consumir agua antes de dormir por su efecto purificante.

Se recomienda comer dos horas antes de dormir, así el cuerpo tendrá tiempo suficiente para la digestión.

Evita los alimentos altos en azúcar, es fundamental para el adelgazamiento nocturno. Los refrescos y el café producen hiperactividad y hambre, por eso no se recomienda comerlos a la hora de dormir, en lugar de eso, una buena manzanilla o un vaso de leche caliente te relajan los músculos y la mente.

Otros alimentos como las carnes rojas y embutidos causan dificultades para dormir por ser ricos en grasas, en el caso de los huevos, éstos contiene grasas buenas pero hay que tener cuidado al momento de la preparación, evita a toda costa el aceite. La mejor opción para comer huevos en la noche es que estén cocidos.

No hay que pasar hambre en la noche. Pero cuida lo que comes y felices sueños.