3 misterios del arte

Estatua de Jesús con dientes reales

En Zumpango, municipio del estado de Méjico, en la iglesia de San Bartolo Cuautlalpan, hay una estatua de Jesús que data del siglo XVII, que tiene incrustados dentro de su boca 8 dientes humanos.

Desde tiempos antiguos los creyentes han donado a sus iglesias diferentes elementos corporales para demostrar gratitud o como testimonio de votos devocionales. La donación más común consistía de cabello, que se usaba para decorar estatuas e imágenes de santos.
Cuando algún artista se decidía a tallar una estatua que necesitara dientes los fabricaba a partir de marfil tomado de huesos o dientes de animales. Es bastante inusual el uso de dientes humanos en una estatua que, por lo demás, tiene la boca casi cerrada.

En la imagen de rayos X los dientes lucen en muy buenas condiciones. Los restauradores incluso han contemplado la posibilidad que fueran dientes extraídos a la fuerza. Por qué o de quién no es probable que algún día se sepa.

Estudio a la luz de las velas

Este es un fascinante caso de una pintura que ha dado de que hablar por décadas. Aparentemente Van Gogh pintó en 1888 lo que parece ser un autorretrato, un busto no terminado, envuelto en un aura de luz en degradé rojo, ambarina y amarilla. La parte inferior del retrato no está terminado y contiene en el pecho de la figura central un dibujo a tinta de un personaje de teatro japonés kabuki. Además, al ser estudiada con luz infrarroja, rayos X y análisis espectrográfico de pigmentos, se pudo saber que por debajo de la pintura hay otra, una naturaleza muerta de libros y figuras geométricas.

Por si fuera poco la autoría de la obra no ha podido ser afirmada sin dudas desde que el sobrino de Van Gogh negara que fuera una pintura original del famoso artista.

Los expertos señalan varias discrepancias de estilo, pinceladas, colores y la calidad general atribuidas a Van Gogh.

¿Quién fue el autor entonces? Cualquiera sabe.

Mona Lisa

¿Cuántas Mona Lisa hay? Una: la original, inmortal, esplendida, expuesta en el Louvre y que ha fascinado a medio mundo desde hace unos 500 años. Dos: la Mona Lisa que ahora se expone en el Museo del Prado en Madrid. Esta tiene un paisaje y una perspectiva ligeramente diferentes y de acuerdo a ciertos expertos las dos pinturas juntas crearían un efecto tridimensional. No se sabe si el autor fue el mismo Leonardo o uno de sus alumnos. Se piensa que las dos pinturas fueron creadas al mismo tiempo. Tres: la llamada Isleworth Mona Lisa, pintada, según la opinión más aceptada, unos 10 años antes que la original (la modelo luce bastante más joven). Tampoco se sabe quién es el autor pero, al contrario que las otras dos, pintadas en madera, esta Mona Lisa fue pintada en un lienzo.