Aliens que no son de ciencia ficción

El pejesapo

“Ok… es hora de revisar nuestra estrategia. ¿Cómo fue que hicimos para llegar a esto? Fue tu culpa. Yo te dije que tomáramos el otro camino.”

¿Es esta cosa de otro planeta? Como si lo fuera. Es un pez abisal. Si lo quieres conocer tienes que viajar a ese otro reino, las profundidades de más de 4.000 m. Tiene órganos bioluminiscentes para atraer comida y el macho es un enanito que muerde a la hembra, se queda pegado allí y termina derritiéndose, fundiéndose a ella, para asegurar el pase de esperma. Amor total.

“A ver cómo nos sacas de esto, compadre… ¿servirá si le rasco la barriguita?”

 

La medusa inmortal

Si es inmortal no es de este mundo. Definitivamente. Esto tiene que ser una alienígena a la que el platillo volador dejó olvidada en tiempos prehistóricos. Por lo menos hemos conservado el nombre en la lengua de su planeta de origen. Ella se llama Turritopsis dohrnii.

Es un organismo que puede, aunque Usted No Lo Crea, revertir su edad biológica y abandonar su estado viejo para volver a ser joven. De esta manera una medusa sujeta a presiones ambientales o enferma o si llega a la conclusión de que los problemas la están matando, cambia su estructura celular y vuelve a la etapa inmadura de pólipo. Lo que le permite volver a “crecer” y ser joven de nuevo.

¿Te interesa su secreto? Tienes que viajar a…donde sea.

 

El oso de agua

Hágame el favor. ¿Y este cíclope de dónde salió?

Bueno, no es un cíclope. Lo que ves ahí en el centro de la… ¿cabeza?…es la boca…creo. Es un tardígrado extremófilo (el bichito es feo pero tampoco hay por qué insultarlo). Lo primero significa “paso lento” y lo segundo que le gustan los extremos. ¿Cuáles extremos? Por ejemplo, puede sobrevivir dentro de un rango de temperatura desde -20o C hasta 150o C. Puede sobrevivir inmersiones en alcohol y éter puros. Puede sobrevivir altísimas dosis de radiación, de hecho hay evidencia de que pueden sobrevivir en el espacio exterior.

¿Cómo lo hace? Cuando las cosas se ponen pesadas encogen las patas, se deshidratan y mueren. Sólo que no están muertos, se van de parranda.

 

El camarón mantis

“Por lo que más quieras no te muevas…si lo haces esta cosa saca el rayo láser y nos pulveriza”.

Este camarón tiene los ojos más avanzados de todo el reino animal. Nosotros tenemos 3 tipos diferentes de conos receptores en el ojo. Esta cosa tiene 16. Pueden ver luz polarizada y en múltiples frecuencias, por ejemplo, pueden ver luz ultra violeta. Cada ojo está dividido en tres regiones y ve independientemente con cada una, o sea, su visión es tri-ocular.

Y lo del láser no fue broma. Sus tenazas se mueven como un rayo con aceleraciones de más de ¡10.000 g! Desde cero a 25 m/s en un invisible tris. La tenaza se mueve tan rápido que produce burbujas de cavitación llenas de vapor de agua que explotan contra la presa. Incluso si falla te mata.

“Así que en serio…no te muevas…ni siquiera pestañees…”