Los egipcios pensaban que los gatos con ojos amarillos guardaban en ellos el poder del sol… ¿quieres saber más?

Como sabemos, los egipcios tenían una cierta fascinación por los pequeños felinos, les atribuían miles de características sagradas, mágicas y locas que solo a ellos se les ocurría. Una de ellas era que pensaban que los felinos que tenían amarillos sus ojos era porque guardaban en ellos el poder de los ojos, pero esto no termina aquí.

Ellos pensaban que por las noches estos felinos guardaban toda La Luz el sol para dejarla libre por la mañana, es por eso que matar a alguno de ellos era una sentencia de muerte, pues se consideraba delincuencia.

Está idea era tan fuerte para ellos que los Persas cuando decidieron atacarlos, atacaron algunos gatos en sus escudos pues sabían que con esto no les sería tan fácil pelear contra ellos pues podrían herir o incluso matar a alguno de los gatos.

El antiguo Egipto sin duda alguna fue amante de los gatos y eran demasiado especiales para ellos y no era muy común que tuvieran a alguno de mascotas pues no lo consideraban digno para ellos; de hecho, todos los gatos eran reverenciados por cada uno de ellos. Su amor por ellos incrementó cuando se dieron cuenta que estos felinos eran muy buenos para matar cobras, escorpiones, entre algunas otras especies peligrosas.

¿Qué te pareció este dato curioso? Tú opinión es muy importante, déjanos algún comentario con algunos temas de los que te gustaría que escribiéramos. ¡Hasta la próxima!