¿Sabes cómo abrazar a un Architeuthis?

NO, ESTE NO ES UN ARCHITEUTHIS

 

Este es un Architeuthis.

¿Te gustan los calamares? ¿Una rica paella, o calamares en su tinta?

Muy bien. ¿Pero por qué no te buscas uno de tu propio tamaño? ¿Qué tal si pides un Architeuthis relleno?

O mejor aún, sal a pescarlo tú mismo. Ah…ya la cosa cambia, ¿no? Nadie fastidia a un Architeuthis de 13 m largo.

El calamar gigante es una de las criaturas creadas por Dios para llenarnos de asombro, de maravilla, de temor. Ha estado por ahí durante 150 millones de años, y sólo hasta hace 4 o 5 años se pudo filmar a uno vivo gracias a buena tecnología y la astucia de un equipo de biólogos marinos que no cejaron en su propósito.

Hasta ahora sólo se sabía de él por los cadáveres descompuestos que raramente aparecían en las playas, por los restos que se conseguían en los estómagos de los cachalotes, y por las cicatrices dejadas en la piel de estas ballenas que hablan de épicas batallas submarinas.

El calamar gigante ha inspirado relatos fantásticos y leyendas, desde el clásico encuentro en 20.000 Leguas De Viaje Submarino, hasta las narraciones de serpientes marinas y monstruos.

¿Cómo te gustaría verte reflejado en un ojo del tamaño de un plato…

…justo antes de que un pico del tamaño de un puño de mordiera…

…y que una rádula con 7 hileras de proyecciones agudas, dentículos, te comience a lamer?

Todo eso mientras cientos de ventosas llenas de hojillas serradas te convierten en carne molida.

 

Y si por casualidad en tu desesperación le arrancas un brazo (suponiendo que seas Arnold multiplicado por 10), no problema, el calamar puede crecer otro…y te come igual.

Pero tú, con valor y malicia, te las arreglas para darle un golpe (la cosa esa pesa media tonelada…pero, no importa, sigue imaginando) en el corazón. Gran cosota, tiene tres: dos que reciben la sangre oxigenada desde las agallas y se la pasan a un tercero que la distribuye a todo el cuerpo.

Tu único chance, tal vez, sea dejarte tragar, porque entonces tienes oportunidad de morderle el cerebro, que tiene forma de rosquilla, y por cuyo centro pasa el esófago.

No te confíes en que eso no puede pasarte a ti. Hay suficientes de ellos. Cientos de miles de ballenas comen a diario calamares, tienen millones de años haciéndolo y todavía quedan. Así que hay suficientes para garantizarte un probable encuentro cercano del tercer tipo si se te ocurre bucear a la profundidad apropiada.

Ah…antes de que lo olvide…mientras estás abrazado con el tipo tratando de hacerle entrar en razón, recuerda que su pene mide 1 m de largo.