9 supersticiones absurdas de otras partes del mundo (Las de Asia son las peores)

Las supersticiones generalmente no son muy sensatas, casi ninguna de ellas tiene sentido. Pero algunos países tienen creencias especialmente absurdas. Así que, deja de lado el conocido martes 13, el caminar debajo de una escalera, o abrir una sombrilla dentro de la casa. Prepárate para reír un poco con 7 supersticiones que no tienen ni pies ni cabeza.

Llevar un cubo vacío: En Rusia, llevar un cubo vacío o ver a alguien llevarlo es de mala suerte. Probablemente sea porque el zar Alejandro II fue asesinado por un hombre con un cubo vacío, pero aún así suena descabellado.

Matar una araña: En Finlandia, matar una araña puede causar que llueva al día siguiente. ¿Acaso tienen pocas arañas? Si eso es así, habrá que recoger arañas para la época de sequía a ver si mejoramos el clima.

Sentarse sobre una almohada: En Malasia, sentarse sobre una almohada te puede causar ampollas y heridas en los glúteos y toda la espalda. Por lo menos esta superstición tiene algo positivo: evitan poner las nalgas en el mismo lugar donde luego colocarán la cara.

Pisar caca de perro: ¿Es buena suerte o mala suerte pisarla? En Francia, la respuesta es sencilla. Si la pisas con el pie izquierdo se considere buena suerte. Si la pisas con el pie derecho, prepárate para sufrir de mala suerte.

Dormir con un ventilador: En Korea del Sur, dormir con un ventilador podría matarte descuartizado. Pero si abres la ventana puedes dejar el ventilador encendido, así no te va a hacer pedazos en la noche.

Cuidado al usar las tijeras: En Egipto, abrir las tijeras y volverlas a cerrar sin utilizarlas es muy mal visto y da mucha mala suerte. Peor aún, dejar abiertas las tijeras causará que los espíritus malignos de alrededor se corten, se molesten contigo, y te hagan la vida imposible.

Eclipses solares tóxicos: En la India, la luz solar se hace tóxica durante los eclipses. Hasta los periódicos se unen a la superstición y le dicen a la gente que se quede dentro de sus hogares. Tampoco se puede cocinar ni comer, pues podrías envenenarte.

No vistas de rojo: En las Filipinas, vestir de rojo durante una tormenta te hace presa fácil de ser impactado por un rayo. Según la creencia popular, el color rojo atrae a los relámpagos.

Esconde el pulgar en el cementerio: En Japón, si estás pasando cerca de un cementerio debes esconder el pulgar entre tus otros dedos. La palabra japonesa para “pulgar” significa literalmente “dedo paterno”, así que al esconderlo estarás protegiendo a tus padres de morir.

A todas luces, parece que las supersticiones asiáticas son las más extrañas. Y a ti, ¿cuál te ha parecido más descabellada?