Conoce los tipos de alergia más insólitos que existen en el mundo

Al escuchar la palabra alergia, ordinariamente pensamos en alimentos y otras cosas que al entrar en contacto con la piel producen una reacción exagerada de nuestro sistema inmune. Comezón, enrojecimiento de la piel, o hasta edema de glotis. Pero, ¿se puede ser alérgicos a cosas tan comunes como el agua? A continuación hablaremos un poco de esas cosas insólitas que también pueden producir alergia:

Las temperaturas templadas o bajas pueden desencadenar desde comezón, enrojecimiento de la piel con ronchas, hasta diarrea, jaqueca e inclusive una reacción alérgica grave llamada anafilaxis.

El médico puede determinar que tienes alergia al frío aplicando bajas temperaturas en la piel y esperando 5 minutos a que aparezcan las ronchas. El hecho que esta prueba sea negativa, no indica que no se pueda padecer; pues hay personas que igualmente reaccionan de manera tardía al frío (hasta un día después).

Una más, ¿alergia al embarazo?. Pues sí, esta situación tan particularmente rara es un problema del sistema inmune que ataca a la piel durante el embarazo, provocando erupciones en la superficie del cuerpo, estas desencadenan mucha comezón.

Estas erupciones no aparecen en todas partes, menos el cuero cabelludo, la cara, las palmas de las manos y las plantas de los pies. El tratamiento consiste en antialérgicos y algunos esteroides aplicados sobre la piel, pero hay que tener cuidado porque la mujer está embarazada y no puede tomar cualquier cosa.

Seguro que alguna vez habrás escuchado decir: ¡Nada más saludable que un vaso con agua!. Esa no es la misma opinión que tienen las mujeres que sufren alergia al agua, ya que en los hombres suele ser mucho menos probable esta condición.

El solo hecho de entrar en contacto la piel con el agua de la ducha provoca el típico rascado y las clásicas “ronchas” de alergia. Suele verse a partir de la adolescencia o al poco tiempo de entrar en ella; es una de las alergias con las cuales no es fácil lidiar pues el vital líquido es necesario para la mayoría de las actividades diarias, suerte que son muy pocos los casos de este tipo de alergia.

Y hablando de baños, broncearse es una de las actividades que se disfrutan en las playas, o salir en un día soleado… se ve muy tentador, sin embargo para los pacientes que son sensibles a la luz solar, porque les ocasiona alergia, es mejor vivir como los murciélagos, comer y andar en la noche y resguardarse en el día.

Estas personas en las zonas más expuestas al sol (parte trasera y laterales del cuello, las zonas del antebrazo, y las piernas) sienten ardor y hasta pueden sangrar en capas internas de la piel. La razón por la cual esto ocurre no está del todo aclarada actualmente. Lo que si recomiendan los médicos es disminuir la cantidad de tiempo al sol, pues algunos tienen síntomas de inmediato, pero otros hasta dos días después de exponerse.

Y si creías que esto era todo, te equivocaste. ¿Te imaginas que una mujer sea alérgica al semen? Que no te sorprenda, porque también puede ocurrir.