Tres experimentos psicológicos perturbadores que no te imaginabas

La ciencia suele ser cruel cuando se trata de obtener resultados. La psicología no se escapa de esos comportamientos. Les presentamos tres casos donde el objetivo de conocer la mente humana sobrepasó los límites de la ética.

1.- El experimento con el niño Albert

El Dr. John B. Watson, en 1920, realizó un experimento con un niño del tipo de condicionamiento clásico, lo cual consiste en someter al sujeto de estudio a un estímulo condicionado para provocarle la reacción buscada, por la fuerza de la repetición. Por lo general por medio de la recompensa o el castigo.

Watson trabajó con un niño que llamó Albert, al cual se le permitió desarrollar afecto por los animales del laboratorio donde se efectuaba el experimento. Luego que el niño se había encariñado con los animales, particularmente con una rata blanca, el Dr. Watson, provocaba un fuerte ruido metálico golpeando un martillo cada vez que el niño se encontraba con la rata. El niño de 9 meses de edad comenzó a sentir aversión a todo tipo de animales y objetos peludos.

2.-El experimento de la Prisión de Stanford

Philip Zimbardo, de la Universidad de Stanford, en 1971, llevó a cabo el experimento de la prisión que tenía con objeto el observar la conducta de los grupos y la importancia de los roles. Para su estudio eligió a 24 hombres jóvenes, a los cuales se le instruyó a simular ser un grupo el papel de reos y el otro de los guardias.

Se recrearon todos los espacios en los sótanos de la universidad y se dieron vagas instrucciones a los que hacían el papel de guardias sobre la importancia del orden que debía mantenerse en la prisión. Al principio todo fue normal, pero luego, los que simulaban ser presos se sublevaron y crearon barricadas y se comportaron de forma desordenada. Los que hacían de guardias para controlar la situación se fueron poniendo cada vez más firmes llegando a extremos de humillar a los prisioneros separándolos los “buenos” de los “malos”. Según Zimbardo, en “pocos días los guardias se volvieron sádicos” y los reclusos desarrollaron stress y depresión.

Existe una adaptación en una película reciente llamada “Experimento en la prisión de Standford” mostró lo escalofriante que puede ser la mente humana cuando se le da autoridad. Este es el trailer.

3.- El Proyecto MK Ultra

Este programa de control mental elaborado por la CIA, sin duda es uno de los más controversiales experimentos psicológicos realizado sobre humanos sin su consentimiento. Para su realización entre las década de 1950 y 1960, se emplearon sujetos de muy diversos estratos sociales, desde los mismos empleados de la CIA, prostitutas, enfermos mentales, indigentes y público en general.

Se les sometió a drogas como la LSD, radiación, señales eléctricas, privación del sueño, entre otras. Prácticamente se le sometía a torturas a fin de saber cómo se comportaba el cerebro de los humanos ante diversos estímulos y cual eran sus fortalezas y debilidades.

Ciertamente, muchos de los detalles de estos experimentos han permanecido en secreto hasta nuestros días.