Lili Elbe, el escandaloso primer transgénero de Dinamarca

Einar Wegener era su nombre y en Lili Elbe se convirtió cuando finalmente dejó de vivir su vida tratando de escoger entre el hombre que tenía que ser y la mujer en la cual deseaba convertirse. Pero si ahora puede resultar escandaloso, imagínate en 1920.

Einar estaba casado con su esposa, Gerda Wegener, desde 1904. Ella pintaba retratos de mujeres vestidas con atuendos a la moda de la época. En una de esas ocasiones, la modelo que iba a pintar no apareció, y en la intimidad de su estudio, convenció a su esposo. Aunque Einar inicialmente se resistió a la idea, terminó vestido de bailarina, y fue entonces cuando nació Lili.

Desde entonces, Einar protagonizó dos papeles, dos vidas diferentes. En una de ellas era Einar Wegener, felizmente casado con su esposa. En la otra era Lili Elbe, una mujer libre como el viento que deseaba con todas sus fuerzas llevar a un hijo en su vientre.

Fue mucha la conmoción cuando Einar se convirtió de una vez y para siempre en Lili. Fue la primera persona en atravesar un procedimiento experimental para cambiar su género, iniciando lo que hoy se ha popularizado como los derechos LGBT.

– No puedo negar, por raro que parezca -dijo en su autobiografía al referirse a su primera vez vestido de mujer- que desde el primer momento me sentí cómodo y a gusto.

¿Cuál fue la postura de la esposa de Einar en todo esto? Para empezar, fue la que le puso el vestido por primera vez. Además, apoyó a Einar vistiéndolo con ropas elegantes y afirmando que era su hermana, quien la visitaba desde fuera de la ciudad para posar para sus ilustraciones.

Cuando Elbe le dijo a su esposa que ya no volvería a su papel masculino, la mujer se quedó a su lado y se convirtió en su principal defensora. El escándalo fue grande, tanto que la pareja tuvo que mudarse a París para vivir de una forma más abierta su nuevo estilo de vida. Sin embargo, ver en su cuerpo a un hombre todavía atormentaba a Lili y cayó en una profunda depresión.

Fue después de esa época intensa, en 1920, cuando un doctor alemán abrió una nueva clínica llamada Instituto Alemán para la Ciencia Sexual. Se comenzó a divulgar el término transexualidad, y ofreció a Lili la oportunidad de ser la pionera en la cirugía de cambio de género. Fueron por lo menos cuatro cirugías: primero una castración quirúrgica, luego un transplante de ovarios, seguido de otras intervenciones quirúrgicas experimentales que nunca fueron bien reportadas.

La historia de Lili se ha convertido en un ícono de la cultura LGBT y se muestra con lujo de detalles en la taquillera película “The Danish Girl”