Pasa una noche de nostalgia en el hotel de Harry Potter

Si alguna vez pasas por Oxford, Inglaterra en los meses de verano y estás buscando donde hospedarte, podrías decidir pasar por la Christ Church College en la Universidad de Oxford. Durante el verano, los dormitorios estudiantiles generalmente están vacíos y podrás pasearte por todo el campus universitario, los pasillos y los jardines.

Como puedes ver en las fotos, muchos de los escenarios de las películas de Harry Potter fueron filmados en esta imponente construcción, la cual también sirvió de inspiración para la película de Alicia en el país de las maravillas. Así que, si quieres tener una experiencia inolvidable, llena de nostalgia al estilo Harry Potter, no puedes perderte esta experiencia mágica.

Cuando veas el comedor, te sentirás dentro del rodaje de la película. Pocas personas saben dónde se encuentra, y decir que has dormido en las instalaciones será toda una experiencia. Las instalaciones son amplias, y en la época de verano no son concurridas, de forma que podrás pasearte y tomar miles de fotografías únicas en escenarios de la película, y otros que son impresionantes por sí solos.

Quizá requieras un poco de ayuda para llegar a la habitación que te han asignado, o simplemente caminar por los pasillos encantados hasta encontrar tu lugar. Tendrás también a varios porteros y personal del lugar, uniformados de manera impecable, que podrán guiarte hasta tu recámara. Ya en tu recámara podrás ver el enorme contraste entre la estructura exterior, en la que se respira antigüedad e historia, y los modernos alojamientos internos.

 

 

 

 

 

Es verdaderamente impresionante la atención que se le da a los detalles en estas habitaciones. Al llegar a tu habitación tendrás los artículos usuales que encuentras en todos los hoteles, pero cada uno con un toque especial que hace la experiencia única.

Durante la noche, el campus será tuyo para explorar entre grandes pasillos que llevan a hermosos jardines o a grandes salones. Salones con escaleras de caracol y más pasillos de aspecto gótico que se convertirá en toda una aventura dentro de un agujero de conejo en el que, en realidad, podrías perderte. Iluminados los pasillos únicamente por algunas lámparas, te sentirás en un nuevo episodio de Harry Potter, o en una historia de héroes y princesas encantadas.

Al día siguiente, desayunando en el comedor, podrás disfrutar de un desayuno tipo buffet con cereales, frutas, acompañamiento de yogurt, y el siempre presente té inglés. Sin duda, un desayuno fabuloso en un recinto mágico que nunca olvidarás.