¿Te quedaste sin nada que decir? Descubre un método para mantener conversaciones fluidas

A todos nos ha ocurrido con un conocido o un total desconocido. Si alguna vez te has quedado sin nada más que preguntar, este método te ayudará a mantener las conversaciones fluidas con mayor facilidad.

Cuando te hayas quedado sin temas de conversación, piensa en FORD. Es un método de preguntas y respuestas diseñado para conocer a las personas más a fondo. Se compone de las siguientes siglas, las cuales podrás ir recordando antes de que llegue ese silencio incómodo:

  • F: Familia. Puedes iniciar hablando sobre tu propia familia, seguido de un comentario genérico al estilo “y así son los hermanos menores. ¿Tu tienes hermanos?”. Según un estudio, quienes comparten datos familiares con otros sienten un vínculo más fuerte que quienes no lo hacen.
  • O: Ocupación. Qué hace y cuál es su vocación en la vida. Pregunta si le agrada su trabajo, cómo está el tráfico de regreso a casa, etc. Evita sonar como una entrevista de trabajo y has comentarios sobre lo que responde, dando tiempo para que se expanda la conversación.
  • R: Recreación. Puedes preguntar cuáles son sus hobbies, qué tipo de películas le gustan, dónde le gusta salir a divertirse. Si compartes sus intereses podrían quedarse hablando de ellos por horas. De lo contrario, podrías decir algo como “Es un deporte interesante, ¿qué es lo que más te gusta de practicarlo?”
  • D: Sueños (Dreams en inglés). Es un tema de conversación muy poderoso, ya que muchas personas no cumplen con sus pasiones y sueños y se conforman con lo que tienen. No todos hablan de sus sueños de buenas a primeras, así que conviene hablar de ellos cuando has pasado por los puntos anteriores y conoces un poco mejor a la persona en cuestión.

Un estudio reciente publicado en el Journal of Personality and Social Psychology (Revista de la Personalidad y Psicología Social), se demostró que si haces más preguntas en una conversación, es más probable que te perciban como una persona agradable. De hecho, en un escenario de citas rápidas, quienes son capaces de hacer más preguntas tienen más probabilidades de tener una segunda cita.

Pero, si quieres tener un verdadero éxito al conversar, ten en cuenta lo importante de escuchar. Al escuchar la respuesta a tus preguntas, lograrás mantener viva la conversación y terminarás conociendo personalmente a quien tienes frente a ti.

Las mejores ideas para conversar no son las genéricas. El método FORD está hecho para explorar puntos de interés hasta encontrar uno con el que se eventualmente se enganchará la conversación. Si lo utilizas bien, no será tan difícil encontrar a un nuevo mejor amigo o mejor amiga, o quizá el número telefónico de una chica atractiva.

A todos nos gusta hablar de nosotros mismos, así que toma partido de ello y verás como tus habilidades sociales poco a poco van mejorando.