Madre recibe críticas por fotografías de pastel zombie

Amy Louise, madre australiana de un pequeño de un año, ha recibido todo tipo de críticas después de colgar las fotografías del primer cumpleaños de su hijo. Fue una fiesta de cumpleaños con motivo de zombie, y se tomó muy en serio la sesión fotográfica. Tan en serio, que parece ser demasiado gráfica para el gusto de quienes la vieron online.

Han catalogado la fiesta y las fotos como mórbidas, ofensivas, asquerosas, entre otras cosas. Y a la orgullosa madre no le han faltado personas que la odien. En Facebook, fue removida del grupo de mamás en el que estaba, y le dijeron que causaría a su hijo un problema mental y lo haría enfermarse por comer torta del suelo.

El niño se llama Phoenix, y los motivos de la fiesta y las fotografías van más allá de simplemente llamar la atención con algo grotesco. Phoenix nació sin latido cardíaco, su madre relata que los doctores le diagnosticaron algo llamado desprendimiento placentario, un problema grave que puede acabar con el embarazo.

El niño no tenía latidos cardíacos al momento del parto. Amy Louise cuenta que se sentía aterrorizada por todo lo que estaba pasando, pero no perdía las esperanzas. Ella y su esposo, Gary Wilkinson, llegaron a convencerse de que su hijo estaba muerto. Se imaginaba un pequeño ataúd con su hijo dentro y cuando perdía las esperanzas algo milagroso ocurrió.

El pequeño Phoenix se aferró a la vida y pudieron traerlo de regreso al mundo un 31 de Octubre, precisamente el día de Halloween. Amy relata que el proceso para devolver la vida a su hijo fueron los 13 minutos más largos de su vida. “Pero cuando lo sostuve por primera vez -dice- el mundo entero desapareció”.

Por eso, según Amy, ¿qué mejor que una fiesta y un pastel con temática zombie para conmemorar el primer año de Phoenix, justamente el día de Halloween?

Para muchos, los motivos detrás de las fotografías no las justifican. El realismo que plasman es espeluznante, y están muy bien pensadas. La verdad es que, tanto la fama como la crítica del arte detrás de la sesión ha impulsado la carrera de la fotógrafa, Amanda Queen. Ella relata que, cuando Amy la contactó con la idea de la torta zombie ella nunca se imaginaría que se convertiría en una historia viral, como efectivamente ha ocurrido.

El pastel fue creado por Judith Brosnan, se trata simplemente de terciopelo rojo, goma comestible, y mucha mermelada.