Las mujeres se sienten más en confianza interactuando con hombres gay

¿Cuáles son las razones? ¿Por qué es más fácil para una mujer hablar con un hombre gay? Un estudio reciente cubrió ese tema y mostró que no es solamente una suposición. Es científicamente comprobable. También reveló algunas razones que pueden explicarlo y lo que eso implicaría.

La investigación, publicada en la revista Psychological Science, demuestra que cuando una mujer sabe con certeza que un hombre es gay se siente en confianza para crear un lazo de amistad más fuerte.

Según la investigación, hay varios posibles motivos, pero casi todos apuntan a lo mismo:

  • Las mujeres se sienten más cómodas utilizando su lenguaje corporal, expresiones cotidianas, y temas de conversación en común con un hombre gay.
  • Se sienten más libres y su relación fluye con mayor facilidad ya que no les importa tanto la impresión que dan ni la opinión romántica que causan.
  • Saben que un hombre gay difícilmente va a malinterpretar sus acciones, por lo que suelen ser más amigables y tener un trato más íntimo.

El principal problema del que parecen sentirse libradas las mujeres es la interpretación excesiva de sus actos como signos de interés sexual. Y es que, algo común en los hombres es que están siempre vigilantes (consciente o inconscientemente) al interés romántico que una mujer pueda tener en él. Irónicamente, esta eterna vigilancia puede alterar su susceptibilidad, engañándolo al pensar que una chica está interesada en él.

Al conocer previamente que un hombre no está interesado en ella, la mujer podrá abrirse sin temor a que sus palabras y acciones sean vistos como un signo de atracción. En el estudio que hemos mencionado, esto se hizo visible tanto en lo que decían como en el lenguaje corporal que utilizaban.

Las implicaciones que tendría esto para un hombre heterosexual son, por un lado difíciles, y por otro graciosas. Difíciles porque estar susceptible al interés romántico de las damas es algo casi innato en nuestra especie. Graciosas porque sería contraproducente intentar simular ser gay para llegar a conocer mejor a una chica hermosa. Eso sería como comprar un pasaje directo a la “friend zone”, y sin embargo en algunos casos quizá pudiera funcionar.

Existen dos películas, ambas comedias románticas, que pueden servirnos de ejemplo y hacernos reír un poco en el proceso. La primera es del año 2000, llamada “If you only knew“, y la segunda es “Dostana“, de la cual casi nadie ha escuchado hablar pues no pertenece a Hollywood, pero vale la pena verla.