Oscuras anécdotas de la historia de la Coca-Cola

Cuando la Coca-Cola salió al mercado uno de sus slogans de venta fue que el rico no podía comprar una mejor Coca-Cola que la que se tomaba el pobre. Es una extraordinaria idea, digna de copiarse y aplicarse para tantos otros productos. Es indudable que Coca-Cola es universal en su imagen y alcance. Se estima que cada ser humano, entiéndase “cada” literalmente, ha consumido, al menos una vez en su vida, un producto de la Coca-Cola.

Se venden alrededor de 1,7 billones de productos Coca-Cola al día, y México es el país que más consume, con unas 665 bebidas por año  por persona. Más que el promedio de EU, Inglaterra, India y China combinadas.

La fórmula original de la Coca-Cola es quizás uno de los secretos mejor guardados del mundo, pero la marca tiene otros “secretos”, otras cositas que le gustaría que la gente olvidara.

– Todos saben que el producto original, la cola negra, fue inicialmente una medicina, era un tónico para los nervios (muy bueno, se decía, para los dolores de cabeza), que fue creado con la intención de aliviar la dependencia a la morfina que su inventor había adquirido en la Guerra Civil americana. Y todos saben que contenía derivados de la coca. De hecho todavía lo tiene. La compañía tiene un permiso especial de la DEA para importar las hojas de coca que se usan en su elaboración.

 

 

– Sin embargo, el lado oscuro de la Coca-Cola apenas empieza. En el 2014 se pidió que retiraran su patrocinio de los juegos olímpicos en Rusia por la discriminación sexual que se perfilaba evidente en la atmósfera del país (la Coca-Cola es el más antiguo patrocinador de los olímpicos: desde 1928). No aceptaron, consideraron que el negocio venía primero.

– Tuvieron una relación de negocios sólida con la Alemania nazi durante la segunda Guerra Mundial. Muchos ejecutivos de la compañía fueron nazis activos del régimen. De hecho la Fanta fue inventada en la Alemania nazi porque tenían problemas importando el sirope para hacer la cola negra.

 

– India prohibió la bebida por un tiempo porque usaban agua contaminada con pesticidas para hacerla y además, consumiendo 3,5 litros de agua por cada litro de refresco producido, complicaba enormemente los serios problemas de reserva de agua por el que ese país pasaba.

– Coca-Cola decidió hacerse la vista gorda con respecto a una serie de homicidios de líderes sindicales de las uniones de trabajadores en sus plantas en Guatemala y Colombia, en la década de los 70, que luchaban por mejorar las condiciones laborales de los obreros.

– En 2003 fue acusada de sobornar a la Academia Americana de Dentistas Pediatras en un intento de borrar la imagen de que los  productos de la marca hacían daño a los dientes infantiles.

– Fue acusada en los 90 de liderar una campaña para desalentar el consumo de agua en los restaurantes en los Estados Unidos.

La Coca-Cola y su refresco universal también tienen su lado oscuro