¿Quién inventó los emoticonos? Seguro no es quién te imaginas.

El 19 de septiembre de 1982 Scott Fahlman envió un mensaje electrónico al boletín de ciencias de la computación de la Universidad Carnegie Melon, proponiendo una secuencia particular de símbolos, tomados del teclado de la computadora, para señalar o remarcar una broma en medio de un texto. Esta secuencia era “:-)”. Esta combinación de símbolos tiene ya casi 36 años y fue el primer emoticono establecido formalmente, aunque no se conocían por ese nombre entonces.

El término original en inglés, emoticon, es una mezcla de las palabras en inglés “emotion” y “icon”, un símbolo para las emociones.

Sin embargo, antes de la era de la informática, hubo varias instancias en las que diferentes autores propusieron ciertos signos para complementar sus escritos. En 1967, en la revista Reader´s Digest, un autor insertó en su artículo este signo -) , que representaba a la lengua empujando la piel de la mejilla, y que usaba para remarcar una frase irónica, algo así como un: “si, como no…”

Esta es la función básica del emoticono, aumentar el sentido emocional  de lo que se escribe esquematizando el rostro. El contenido del texto se amplía más allá de las palabras. El emoticono suple así la ausencia del vínculo visual entre el autor del texto y su lector. Cualquier combinación de símbolos tipográficos creando una representación de la cara se convierte en un emoticono.

 

Otro precursor de emoticonos fue el escritor ruso Vladimir Nabokov, quien en 1969, durante una entrevista, dijo que debería existir un símbolo tipográfico para representar a la sonrisa, algo como una marca cóncava, como un paréntesis con los extremos hacia arriba: ⌣ .

 

Pero tal vez fue Ambrose Bierce quien, tan temprano como 1887, el primero en imprimir en su libro “Colección de Obras de Ambrose Bierce”, un símbolo parecido al propuesto por Nabokov, una sonrisa, cuando, sardónicamente, proponía reformas al uso del idioma inglés. El usó la sonrisa emoticono al final de frases jocosas o como parte de una clausula irónica en medio de una frase seria. Ambrose la llamó el “punto de risa disimulada”.

 

Esto hace que el primer uso de emoticonos fue ¡hace 130 años!

Un concepto relacionado con los emoticonos son los emojis. Aunque pueden usarse indistintamente la diferencia fundamental es que el emoticono está formado por signos de puntuación, mientras que el emoji es una pequeña figura, casi siempre una carita redonda y amarilla, que tiene un valor simbólico emocional. Su nombre viene del japonés: “e” por imagen y “moji” por palabra. Esta es una evolución natural para ellos ya que, como sabemos, su lenguaje escrito no se basa en letras sino en ideogramas. El emoji es un ideograma para representar emociones.

Tú conoces ya la amplísima gama de emoticonos que existe hoy en día en, cientos de estilos. Literalmente hay un emoticono para cada situación.