¿Tienes insomnio? Los culpables pueden ser tus padres, tus abuelos, y el servicio militar

La genética define muchas de las enfermedades que podríamos sufrir y muchos rasgos físicos y de personalidad. Los problemas de sueño no escapan a esa realidad, y existen varios estudios que lo confirman. Uno de ellos fue en ratones y mostró brochazos genéticos en varios hábitos del sueño y en el insomnio. Otro estudio en hermanos gemelos también lo sugirió. Pero recientemente se está terminando de confirmar.

Un nuevo estudio de la revista científica Molecular Psychiatry explica que, no solamente la genética está asociada al insomnio, sino también el insomnio a muchas otras enfermedades. El estudio se realizó en una población de militares desde el momento de iniciar su entrenamiento.

El insomnio puede ser aún peor en los veteranos militares, especialmente cuando han servido en ciertos conflictos entre naciones. Los datos del estudio demostraron que, además, quienes tenían insomnio también eran más propensos a sufrir de depresión y diabetes mellitus tipo 2.

Insomnio y depresión

El insomnio se relaciona mucho con la depresión, y vale recalcar que ambas cosas pueden heredarse genéticamente. Entre los síntomas de la depresión está, no solamente el sentimiento de tristeza, sino la falta de apetito, el cansancio crónico y el insomnio. Ambos son problemas mentales y la explicación química de por qué se producen está muy relacionada entre sí.

Insomnio y Diabetes

El estudio también encontró que quienes sufrían de insomnio también eran propensos a sufrir de diabetes mellitus tipo 2. La diabetes también se puede heredar, al igual que la depresión y, según todo parece indicar, el insomnio. Diferente a la depresión, la diabetes es un problema metabólico, una enfermedad que se manifiesta en el cuerpo, no en la mente. Lo único que parece enlazar ambas enfermedades es la genética, y es posible que existan algunos componentes genéticos compartidos por ambas enfermedades que expliquen su asociación.

¿Qué puedes hacer?

Tenga o no un componente genético, el insomnio es terrible para quien lo experimenta. Estar a la mitad de la noche sin poder dormir y saber que al día siguiente hay muchas actividades por cumplir puede atormentar a cualquiera. Fácilmente puede convertirse en un ciclo vicioso de pensamientos perturbadores que roban el sueño y hacen más difícil todo.

Aparte de los medicamentos, puedes intentar con infusiones de manzanilla, valeriana y muchas otras hierbas naturales. Sirve mucho tener un horario para dormir, apagar los dispositivos electrónicos una hora antes, bajar la intensidad de la luz, y crear alguna especie de ritual para dormir como bañarse y aplicarse loción corporal, o simplemente leer un libro. Hay muchos casos de insomnio y muchas maneras de evitarlo, y aunque tenga algún componente genético, no estás obligado a quedarte toda la noche en vela.