¿Le gusta el buceo? 10 datos interesantes antes de adentrarse en lo profundo!

Las profundidades del mar ocultan un mundo fascinante al que relativamente pocas personas han tenido acceso directo. Se trata del mundo submarino, que nos invita a explorarlo. Pero tal vez se pregunte: ‘¿Es muy arriesgado hacerlo? ¿Tengo que ser un nadador experto para adentrarme en este apasionante mundo subacuático? Y si no sé nadar, ¿debo olvidarme del asunto?’


¡Tal vez luego de leer estos interesantes datos se anime a explorar el reino de Poseidón!
1. Existen dos modalidades de exploración: el buceo con tubo de respiración y el buceo con escafandra autónoma.
2. Con el tubo respirador: en el extremo inferior se curva y encaja en la boca, sobresale por encima del agua cuando se está nadando en superficie con la cara sumergida. Gracias a él se puede respirar sin necesidad de levantar la cabeza. Unas gafas o máscara protegen los ojos del nadador. El sistema con tubo respirador, más sencillo y económico, le permitirá contemplar las maravillas del mundo submarino incluso desde la superficie.


3. Con la escafandra autónoma: al equipo consiste en una o más botellas, o tanques, de aire comprimido conectadas a un regulador. El buceo con esta clase de equipo es, obviamente, para quienes desean descender a bastante profundidad. Es una técnica mucho más compleja que la anterior, y puede resultar bastante cara.
4. ¿No es arriesgado? Los entusiastas de esta actividad dicen que es mucho más peligroso llegar hasta la playa en automóvil. En el agua, la seguridad depende más de la persona que de la actividad en sí.


5. La mayoría de los buceadores veteranos tienen como norma no alejarse de la costa ni internarse en aguas profundas si están solos. Aparte del factor seguridad, es más relajante y entretenido compartir la experiencia con un compañero.


6. El equipo ligero de buceo es relativamente simple y barato: una máscara, un par de aletas y un tubo de respiración. No obstante, en el invierno, o en aguas muy frías, es probable que necesite también un traje isotérmico, lo que encarecerá el equipo considerablemente.


7. La máscara debe adherirse perfectamente al rostro y ser hermética, sin apretar demasiado. Ha de tener dos cavidades en la parte inferior que permitan pinzar la nariz con los dedos. También es importante que posea un buen campo visual y que el cristal esté cerca de la cara para reducir al mínimo el volumen de aire interno. Las máscaras de silicona son las más cómodas.


8. Mientras esté en la superficie, aprenda a aspirar profundamente y espirar con firmeza a un ritmo constante. Notará el beneficio en los pulmones. Recuerde que la clave para disfrutar del buceo no es ni nadar rápido ni alejarse de la costa, sino observar el fondo marino a medida que avanza. Si desea sumergirse, aprenda a relajarse y a retener la máxima cantidad posible de aire para que pueda permanecer un buen tiempo bajo el agua; pero no intente establecer una marca de resistencia.


9. Es una buena costumbre llevar guantes siempre que se practica el submarinismo. Pero aun con ellos es aconsejable tener cuidado con lo que se toca. El omnipresente erizo de mar, por ejemplo, ostenta unas afiladas púas que pueden clavarse en las manos si no están protegidas.
10. Disfrute del buceo. Nadar o bucear con tubo respirador es un pasatiempo sano, educativo y excitante. Constituye una forma excelente de combinar ejercicio, aire fresco y sol para prácticamente todas las edades. El solo hecho de tratar de identificar por nombre a siquiera una pequeña cantidad de criaturas marinas les resulta interesante a los aficionados.