Louis Braille y su aporte a la humanidad… ¡10 datos que no conocías!

Exif_JPEG_PICTURE

¿Qué tanto valoras tu capacidad de leer y escribir? Si bien hay quienes no la valoran debidamente, constituye el fundamento del aprendizaje humano. La lectura es como una llave que pone a nuestro alcance un inmenso caudal de conocimiento.


Los ciegos habían tenido vedada la palabra escrita por centenares de años hasta el siglo XIX. En ese siglo, un joven concienzudo, preocupado por la situación, inventó un sistema de comunicación que abrió nuevas posibilidades para sí mismo y para millones de invidentes: Louis Braille. A continuación, te presentamos 10 datos sobre su vida y su maravillosa obra que permite leer a invidentes de todo el mundo.

1. Louis Braille nació en 1809 en la población francesa de Coupvray, a unos 40 kilómetros de París. Cierto día, mientras jugaba en el taller de su padre, Louis agarró una herramienta puntiaguda —posiblemente un punzón— y se la clavó accidentalmente en un ojo. El daño fue irreversible. Por si fuera poco, la infección se le pasó al otro ojo y Louis quedó totalmente ciego a la corta edad de tres años.

2. Tratando de ofrecerle la mejor ayuda posible, en 1819 Louis ingresó en el Instituto Real de Ciegos Jóvenes. El fundador de dicho instituto, Valentin Haüy, fue uno de los primeros creadores de un programa para ayudar a leer a los ciegos. Quería combatir la idea generalizada de que la ceguera impedía la escolarización del invidente.

3. Los primeros experimentos de Haüy consistieron en imprimir letras grandes en relieve sobre un papel grueso. Aunque un tanto rudimentario, aquel método sentó las bases para el sistema que llegaría a prevalecer.

4. Braille aprendió a leer los libros con letras en relieve de la reducida biblioteca de Haüy. Sin embargo, se dio cuenta de que aquel método de estudio era lento y poco práctico.

5. En 1821, cuando Louis Braille tenía solo 12 años de edad, Charles Barbier, capitán retirado de la artillería francesa, visitó el instituto y presentó un medio de comunicación denominado escritura nocturna, que posteriormente recibió el nombre de sonografía.

6. La escritura nocturna se ideó para el campo de batalla. Era un sistema de comunicación táctil que se valía de puntos en relieve dispuestos en un rectángulo de seis puntos de altura y dos de anchura. Este concepto de utilizar un código para representar fonéticamente las palabras produjo una reacción positiva en la escuela. Braille se puso a aprender el nuevo método con gran entusiasmo, y hasta lo mejoró.

7. Braille trabajó tenazmente para simplificar el código, y el resultado fue un método depurado y elegante basado en una matriz de solo tres puntos de altura y dos de anchura. En 1824, a los 15 años de edad, Louis Braille terminó de desarrollar su sistema de matrices de seis puntos.

8. En 1829, publicó el singular método de comunicación que actualmente lleva su nombre. Con la salvedad de algunas ligeras mejoras, el sistema Braille se ha conservado prácticamente igual a como él lo dejó.

9. A finales de los años veinte del siglo XIX se publicó el primer libro que explicaba el invento de Braille de los puntos en relieve; pero el sistema no obtuvo amplia aceptación de inmediato. El propio instituto no adoptó oficialmente el nuevo código hasta 1854, dos años después de la muerte de Braille. No obstante, el método era muy superior a los demás y con el tiempo ganó popularidad.


10. El braille se lee de izquierda a derecha, utilizando una mano o ambas. En toda matriz del código braille se pueden dar 63 combinaciones de puntos, lo que significa que a cada letra y signo de puntuación de la mayoría de los alfabetos se les puede asignar una combinación de puntos.