¿Por qué el huevo tiene la forma que tiene? No, no es lo que piensas

El humilde huevito es uno de los inventos de la naturaleza más revolucionarios de todos los tiempos. Hizo posible la conquista de la tierra, nada más y nada menos.

Todo en el huevito es milagroso. Imagínate la barrigota de una mujer embarazada reposando tranquilamente en medio de la cama, envuelta en una cubierta protectora, mientras la mamá va a la tienda a buscar comida. Eso es el huevo, un ambiente independiente que alimenta y protege al pollito.

¿Pero por qué tiene la forma que tiene?

Primero que todo, no tiene una forma, tiene varias. La variedad en las características de las aves, el tamaño, su plumaje, los tipos de nidos y estilo de vida, etc.,  se refleja también en la forma de los huevos. Hay huevos completamente esféricos y los hay casi cilíndricos, y esto ha sido una pregunta que se han hecho los ornitólogos desde hace mucho tiempo.

DIFERENTES FORMAS DE HUEVOS DE AVES

Siempre se pensó que la forma del huevo tenía que ver con la facilidad para ponerlos. Esa forma del huevo de gallina, quizás el más familiar para nosotros, asimétrico, más redondo en un extremo que en el otro, facilitaba su puesta, es decir, su salida por el canal del oviducto. Pero entonces, ¿por qué hay huevos esféricos? ¿O huevos que no tienen un extremo más “fácil” que el otro?

Durante los años se han tomado en cuenta varios factores para proponer diferentes teorías pero, recientemente, uno de esos factores saltó a la luz como la posible respuesta. Este factor es la capacidad de vuelo de las aves.

No todas las aves vuelan igual. Rayos, ¡no todas las aves vuelan! Y es el vuelo la característica que las separó del resto de los animales. Recuerda que ellas cambiaron dos patas por dos alas. Eso es lo que las distingue, incluso entre aquellas que perdieron la capacidad de volar.

Resulta que hay una correlación entre cuánto tiempo pasa determinada especie de ave en el aire y la forma de su huevo. Esto es así porque las aves que son voladoras por excelencia necesitan una forma corporal que sea lo más aerodinámica posible y, además, tienen que ser lo más livianas posibles. Esto determina la forma y peso de sus esqueletos. Las aves voladoras tienen, por lo general, una pelvis más estrecha, pequeña y liviana, que las aves que pasan la mayor parte del tiempo en tierra.

Estas aves del aire (¿es esto una redundancia?) son las que producen los huevos más alargados porque esa forma facilita el paso a través de una pelvis estrecha.

Las aves evolucionaron para volar y es el vuelo, o su ausencia, lo que determina todo lo demás en ellas.