¿Qué hay detrás del selfie de Marisol?

Marisol jamás pensó que su selfie fuera a causar tanto furor. Después de todo su foto era, simplemente, su imagen en ropa deportiva.

Marisol quería demostrar que era capaz de lucir ropa yendo en contra de un bien conocido principio de la moda, o del cómo vestir bien. Se supone que uno no debe combinar rayas horizontales con rayas verticales. Marisol estaba demostrando que ella se atrevía a eso y más y que aún lucia bella.

Pero su selfie mostraba una muchacha con unas piernas absurdamente raquíticas, luciendo apenas capaces de mantener el peso del pantalón, mucho menos el de Marisol.

¿Qué paso aquí? ¿Cómo es que se produjo esta ilusión?

Dos principios de percepción se combinaron para producir esta singular ilusión. Uno de los principios falló y el otro entró en acción para darle al cerebro una interpretación que, de alguna manera, le diera algo de sentido a lo que veía.

El primer principio involucrado es el de percepción amodal. Este mecanismo le permite al cerebro completar un objeto a partir de partes aparentemente desconectadas. Por ejemplo, tú no tienes ninguna dificultad en reconocer el cuadrado detrás del círculo. Pero eso no es un cuadrado, es una línea con algunos cambios de dirección a 90 grados. Sin embargo, la mente no duda en completar la figura y te la presenta como un cuadrado completo oculto parcialmente por otra imagen.

 

 

Otro ejemplo es el larguísimo gato que vemos enroscándose en la columna.

 

 

 

En el caso de Marisol, este mecanismo falló cuando nuestra mente percibió dos delgadísimas piernas en lugar de una sola pierna dividida por una banda de color.

Aprovechando la falla del principio amodal entró en acción la ley de similaridad. Esta ley perceptual hace que nuestro cerebro agrupe objetos que presentan cierta característica similar entre ellos, aunque sean objetos diferentes.

Poe ejemplo, en la imagen abajo no tendrás problemas para agrupar los cuadrados en la forma de una cruz. Siendo similares, la mente los agrupa en un patrón.

El hecho de que la banda de color en la pierna de Marisol era de un color igual al del piso donde estaba parada, produjo que la mente agrupara las dos líneas flacas en un patrón con el letrero de “piernas”.

Estos dos mecanismo sicológicos, uno en negativo y otro en positivo, produjo la ilusión de que Marisol estaba a punto de caer al suelo con las dos piernitas fracturadas.

Una muestra más de que la mente, y sus mecanismos de percepción, crea el mundo que vemos y que damos por inmutable.