El hombre-lobo, el zombi y el vampiro tal vez tengan un origen que no sospechas

Más atemorizante que la presencia de un monstruo es la posibilidad de que el monstruo tenga monstricos. Por eso lo más terrible no era que el hombre-lobo te atacara arrancándote un pedazo de carne, no, lo que inspiraba supremo terror era que de ese modo tú te convertías en uno de ellos. Lo mismo pasa con el zombi y el vampiro.

En la literatura universal se han propuesto varias teorías o modos de explicar, más o menos razonablemente, el origen y el mecanismo de multiplicación de estas cosas, desde una maldición antigua, pasando por brujerías diabólicas, hasta la acción de un virus, que puede ser alienígena, producido en un laboratorio, o evolucionado en la garganta de un murciélago dentro de una oscura selva tropical.

Recientemente un nuevo giro en la interpretación de estos mitos se ha propuesto basado en las características de un terrible mal que nos azota desde tiempos inmemoriales. Quizás, después de todo, la teoría del virus esté más cerca de la verdad.

VIRUS DE LA RABIA

Estamos hablando de la rabia. Esta enfermedad, producida por un virus, está rodeada por un aura de terror debido a dos hechos ineludibles. Uno, una vez que los síntomas se presentan la rata de mortalidad es el 100%. Y dos, la enfermedad, que ataca y destruye el sistema nervioso central, se expresa con conductas más apropiadas del cuento de horror, como convulsiones violentas, parálisis y locuras.

El mecanismo es bien conocido, un animal infectado muerde a otro que así es inoculado con el virus, iniciando una reacción en cadena. Todas las enfermedades se contagian y expanden siguiendo ese patrón, es cierto, pero lo que hace que la rabia sea diferente es que involucra el ataque de una bestia, de un animal, de una fuerza primitiva y desconocida que nos inspira pánico desde que vivíamos en cuevas, desde que éramos cazados por terrores nocturnos contra los cuales estábamos casi indefensos.

PERRO CON RABIA

Es por eso que el terror a la rabia es instintivo, visceral. Es la bestia que ataca, te desgarra y te deja enfermo con el destino final de convertirte en otra bestia igual dispuesta a destrozar a cualquier persona que esté contigo. Es la maldición de la bestia degradando tu humanidad  convirtiéndote en un esclavo sin mente del virus que te mata, borrando la diferencia entre lo humano y lo bestial.

VICTIMA DE RABIA MOSTRANDO FOBIA AL AGUA

Quizás sea cierto que el temor a esta terrible enfermedad haya sido la semilla sutil en nuestro subconsciente colectivo que dio nacimiento a los monstruos que siembran pesadillas desde las páginas de un libro.