La súper gonorrea. Por Dios, ten cuidado

Lo has oído muchas veces, no te auto mediques, especialmente si se trata de infecciones, porque si usas el antibiótico inadecuado no estás haciendo otra cosa más que fortaleciendo el agente infeccioso, haciéndolo más resistente a los medicamentos.

Este comportamiento ha hecho que las bacterias y enfermedades infecciosas sean cada vez más difíciles de controlar y eliminar.

Recientemente se identificó por primera vez en Europa un caso de súper gonorrea. Tanto la Organización Mundial de la Salud como el Centro Europeo de Control de Enfermedades reconocen por primera vez la presencia de esta súper bacteria. Un residente de Inglaterra hizo un viaje al sureste de Asia y regresó contaminado.

La Oficina de Salud Pública nacional declaró oficialmente que el hombre no está respondiendo a los antibióticos generalmente usados para tratar esta infección, ceftriaxona y azitromycina.

La persona en cuestión y su ambiente inmediato, incluida su pareja regular, está siendo monitoreada para evitar la propagación de la infección.

La gonorrea, enfermedad de transmisión sexual de contagio vaginal, oral y anal, es producida por la bacteria Neisseria gonorrhoeae, un diplococo de gran virulencia que puede incluso contaminar al feto durante el embarazo. Es más común de lo que uno cree y puede presentarse sin síntomas reconocibles. De hecho se estima que 1 de cada 10 hombres heterosexuales infectados y 3 de cada 4 mujeres y gays infectados no muestran ningún síntoma visible. Esta característica puede generar un falso sentido de confianza en la pareja y hace de la gonorrea un mal muy peligroso.

BACTERIA DE GONORREA

También es la causa de que la gonorrea sea la segunda más frecuente enfermedad de transmisión sexual en el mundo.

Si la enfermedad no se trata puede generar inflamaciones pélvicas, infertilidad, afectar la sangre y articulaciones, facilita el contagio por el HIV y puede ser mortal.

Los síntomas clásicos son: flujo viscoso verdoso o amarillento por los órganos sexuales, dolor al orinar y flujos sangrientos no asociados a los períodos menstruales.

No es la primera vez que los médicos alertan contra la aparición de súper bacterias. Como dije éstas evolucionan a partir de tratamientos incompletos o inadecuados, que no las eliminan y que les dan tiempo para desarrollar resistencia a los antibióticos. En el caso de la gonorrea es extremadamente importante el tratamiento con los dos antibióticos a la vez. El aplicar o consumir tan sólo uno de ellos no es suficiente para detener la enfermedad.

Mejor que los antibióticos, sin embargo, es una sana vida sexual.