Extraordinarias maravillas del cuerpo humano

El cuerpo es un microcosmos. Así ha sido definido desde hace mucho tiempo. Leyendo lo que sigue te darás cuenta que tenían razón. Estamos llenos de maravillas que van más allá de lo que la razón puede aceptar fácilmente. Estos son algunos de ellos.

 

El cromosoma 1 es la molécula biológica natural más grande que existe con más de 10 billones de átomos. No nos debe extrañar que así sea si es parte del sistema que guarda y reproduce la información completa que constituye el ser humano.

La carne de gallina se produce cuando los pequeños músculos en la base de los folículos capilares se contraen levantando el pelo. Este hecho aparentemente banal es una respuesta evolutiva al peligro, nos hace ver más grandes, que tiene cientos de millones de años. En teoría, nuestro vello corporal es demasiado escaso para que la diferencia sea visible.

Si elimináramos todo el espacio vacío entre los electrones y núcleos de los átomos del cuerpo, todo el volumen de un ser humano cabría dentro de un cubo de 2 milésimas de mm de lado. Ten en cuenta que el núcleo, siendo la parte más grande de un átomo, no es más grande, con respecto al átomo completo, que un mosquito dentro de una catedral.

El cuerpo nunca toca nada. La piel nunca entra en contacto con nada. Las fuerzas electromagnéticas impiden que los átomos de la mano entren en contacto con los átomos de cualquier otro objeto. Las cargas electromagnéticas se repelen unas a otras.

CAMPO ELECTROMAGNÉTICO GENERADO POR EL CORAZÓN

Los átomos del cuerpo son increíblemente viejos. Los átomos de hidrógeno nacieron todos en el Big Bang, hace unos 14 mil millones de años. Los demás se formaron hace unos 7 mil millones.

El color rojo de la sangre no se debe a la presencia de hierro, se debe a la forma que toman los átomos del metal al unirse a la molécula de porfirina en la célula roja. La presencia de oxigeno hace aún más vívido el color.

Hay una gran cantidad de ADN viral mezclado con el ADN humano que procede de la absorción de moléculas virales durante los cientos de millones de años de relación entre mamíferos y virus. Somos medio virus.

Dentro de un ser humano hay 10 veces más bacterias que el total de células que conforman el cuerpo. No es posible vivir sin ellas, los procesos metabólicos y digestivos dependen de la presencia de esos simbiontes dentro de nosotros.

Todos los óvulos que la mujer utilizará en la totalidad de su vida son formados cuando la mujer es apenas un embrión en el vientre de su madre. Tu vida fue asentada hace mucho más de lo que crees.