La llamaron “la pequeña niña sicópata”. Descubre su inquietante historia

“¿Te tienen miedo tus padres?” “Si” “¿Qué les harías?” “Apuñalarlos” “¿Con qué lo harías?” “Con un cuchillo”

Esta muestra de uno de los diálogos entre su doctor y Beth Thomas es revelador de lo que esta niña vivió.

Su madre murió cunado Beth tenía 1 año y quedó a cargo de su padre, junto con su hermanito. Ambos fueron víctimas de abuso sexual por parte de él hasta que los doctores descubrieron el caso y fueron capaces de quitarles los niños al tipo. Poco tiempo después los dos hermanos fueron dejados a cargo de una pareja que los aceptó como los hijos que no habían podido tener.

Sin embargo, Beth sufría de horrendas pesadillas en las sufría ataques por un hombre que le hacía daño. Lentamente fue asumiendo y demostrando una conducta violenta hacia los padres adoptivos y hacia su hermano. Esta violencia pronto se hizo alarmante escalando niveles que incluyeron la tortura y muerte de varias mascotas.

La extrema violencia incluía a su hermanito a quién atacaba con crueldad haciéndole daño en los genitales, apretándolos, golpeándolos y pateándolos.

También comenzó a masturbarse compulsivamente en cualquier lugar y hora hasta el punto de provocar sangramientos. Un día estrelló la cabeza de su hermano contra el suelo de concreto del sótano. Su mamá llegó al límite cuando notó que sus cuchillos de cocina desaparecían de las gavetas.

La niña le gritaba con frecuencia, “¡Te quiero matar…te quiero matar, mami!”. De noche sus padres cerraban la puerta del dormitorio de la niña con llave.

EL DOLOR QUE TENÍA DENTRO ME HIZO QUERER HERIR A LOS DEMÁS MUCHO

Sus padres decidieron buscar ayuda. A los 6 años Beth le dijo al doctor que si pudiera tener un chance le haría daño a sus padres y a su hermano.

Ken Magid fue el Dr. que tomó el caso de Beth en sus manos. El diálogo al comienzo de este artículo es parte de una de las entrevistas entre la niña y el médico. Lo que el doctor descubrió es revelador e iluminó en gran manera el daño que un niño abusado sufre y las distorsiones que esto crea en una personalidad formándose en esos primeros años.

Beth estuvo sometida a terapia intensa en un centro clínico y hoy en día es una enfermera competente galardonada varias veces por su trabajo con niños abusados.

Incluso así hay especialistas que no creen que Beth se haya recuperado del todo y que en realidad lo que aprendió fue a pretender, que su dolor e ira no fueron del todo exorcizadas.

¿Puede un sociópata curarse? ¿Es Beth una bomba de tiempo?