Lo que debes saber sobre “El infierno” de Dante. Un breve estudio

También conocida como “La Divina Comedia”, esta obra escrita por Dante Alighieri nos expone la oscura y fuerte vida que llevan los personajes en el infierno, entre ellos está el mismo autor.

Esta obra se compone de tres estructuras, cada una consta de treinta y tres canticos; la historia está llena de símbolos que representan ideas y  pensamientos medievales y temas como la astronomía, religión, matemáticas, entre otros.

Consta de tres personajes principales los cuales son Dante, que representa la humanidad y la tentación del pecado, Virgilio es la razón y Beatriz simboliza la fe.

 

VIRGILIO – LA RAZÓN
BEATRIZ – LA FE

El viaje comienza en una especie de montaña invertida en donde Dante tiene de acompañante al poeta Virgilio, su guía en el Infierno y Purgatorio, a quién el autor idolatraba, y por ultimo éste se encuentra con Beatriz para que ella le muestre el Cielo. A lo largo de toda la visita se encuentran personajes famosos los cuales sufren severos escarmientos.

Los lugares cuentan con diferentes representaciones: el cielo simboliza la ciencia divina, el purgatorio es el purificador de las culpas y el infierno muestra las consecuencias del pecado del ser humano.

Según varios comentaristas, Dante viajó al infierno en veinticuatro horas a la edad de treinta y cinco años. Este infierno se divide en nueve círculos decrecientes y según Dante, el último circulo esta comandado por Lucifer, en compañía de Judas.

Las almas condenadas son oprimidas en cada círculo, según el pecado que han cometido en su vida; cuanto más malo ha sido el pecador más cerca del centro estará.

Los nueve círculos del Infierno son:

El primer círculo, o “Limbo”, en el cual están aquellos que no fueron bautizados y también están los escépticos. Es el círculo más externo del Infierno.

El segundo círculo es el de los lujuriosos, que al igual que el primero, no es un pecado tan grave. Su mismo nombre lo dice, ahí se encuentran los pecadores carnales.

Tercer círculo, la glotonería, aquellos que comieron demasiado, siguiendo el pecado de la gula.

El cuarto círculo es el de aquellos que sufren por poseer bienes materiales, los avariciosos.

Quinto círculo, los iracundos o coléricos, que son aquellas personas de mal temperamento, sancionados para que se peleen los unos a los otros eternamente.

Sexto círculo, el de la herejía, que son los que ignoran la autoridad de la iglesia.

Séptimo círculo, los violentos, aquí se incluyen a los malhablados y suicidas.

Octavo círculo, en donde están los falsos profetas, corruptos y ladrones, aquí son sometidos a torturas más fuertes.

Y el ultimo círculo, el de los traidores, en el cual como se mencionó antes, están los grandes traicioneros, como Judas.

“Dejad, los que aquí entráis, toda esperanza”