Conoce al jefe de estado más joven del mundo

Paises curiosos, culturas interesantes. En Europa aún hay quien cree en la juventud.

Aunque se suele pensar en el Viejo Continente como una región en proceso de envejecimiento, valga la redundancia, y donde el conservadurismo mantiene a los jóvenes relegados en comparación con sus pares americanos, la pequeña nación castellana de San Marino da el ejemplo. Aunque este país está rodeado por completo por la República Italiana, que tiene un serio problema con su reducida población juvenil, San Marino ha escogido como Jefe de Gobierno a un “muchacho”.

Tiene solo veintisiete años, y ya es Jefe de Estado. El más joven del mundo. Su nombre es Matteo Ciacci, el nuevo Capitán General de la República de San Marino, la república más antigua del mundo. Según sus propias palabras, “Es frecuente decir que a los jóvenes se les cortan las alas, pero si se trabaja duro, puede surgirse. El trabajo será difícil pero estimulante. Buscaré colmar la falta de experiencia con entusiasmo.”

Nació el 5 de mayo de 1990 en Borgo Maggiore. Es parte del Movimiento Cívico 10, del cual es uno de sus fundadores. Diputado del Parlamento desde noviembre de 2016. Estudió leyes en Urbino, Italia. Recalca que gracias a sus estudios a logrado abrirse paso dentro del enorme laberinto que representa la burocracia. Está inmerso en la carrera política desde que se hizo mayor de edad, cuando en 2009 fue electo como miembro de la Junta del Castillo de Ciudad, lo que ejerce la función de concejo administrativo de la ciudad-estado y Miembro de la Asamblea Parlamentaria del Mediterráneo. Además, es aficionado al futbol y el esquí.  La edad mínima legal para obtener el puesto como Jefe de Gobierno era veinticinco años. Para poder ser nombrado como tal debe haber nacido en San Marino y una vez nombrado no se puede desligar del cargo. Ocupa el puesto desde el primero de abril de 2018 y lo hará durante seis meses en compañía del otro Capitán de la pequeña nación, Stefano Palmieri, quien le dobla la edad a Ciacci y ya ocupó el cargo una vez anterior.

Ya Europa había dado una señal de confianza a los jóvenes cuando Sebastian Kurz fue nombrado canciller en Austria. ¿Opina usted que la elección de alguien tan joven para un puesto tan relevante sea benéfico para su nación?