Locha o dólar de arena, galleta de mar… ¿Qué sabes sobre ella?

Una bonita concha blanca con una impresionante forma de estrella estampada en un lado. Su nombre científico es Leodia sexiesperforata. Tal vez las has visto, pero no tenías idea de si era parte de algún molusco. Pues, te mostramos siete datos sobre estos característicos habitantes del fondo marino, que se pueden encontrar en aguas tropicales y templadas en todo el hemisferio norte.

1. Cuando están vivos, no son blancos


Es normal que pienses que los dólares de arena son blancos, ya que así es como los vemos en las tiendas de regalos. Cuando están vivos, en realidad son de un color púrpura y están cubiertos de pequeñas cerdas flexibles. Cuando mueren, sus esqueletos se blanquean con el sol, volviéndolos blancos, y las pequeñas espinas se desvanecen.

2. Peces estrella y erizos de mar son sus parientes cercanos


Ya que son invertebrados de la clase de animales marinos conocidos como equinoides, sus primos incluyen el lirio de mar, el pepino de mar, el pez estrella y el erizo de mar.

3. Comen con su cabello


Las diminutas espinas movibles de la galleta de mar, que abarcan todo el caparazón, son lo que le permite comer una dieta de larvas de crustáceos, pequeños copépodos y algas. Su boca tiene una mandíbula con cinco secciones parecidas a los dientes para moler los alimentos, lo que puede hacer hasta 15 minutos antes de tragar. De paso, les puede tomar hasta dos días el digerir su comida.

4. Sus poros los impulsan

Al igual que su pariente cercano el erizo de mar, tiene cinco conjuntos de poros dispuestos en forma de pétalos. Los poros se utilizan para mover el agua de mar en su sistema vascular interno de agua que les permite el movimiento.
La galleta de mar ha desarrollado trucos para quedarse. Los adultos pueden desarrollar esqueletos más pesados y los jóvenes tragan granos de arena para hacerse más pesados.

5. Tienen problemas de hacinamiento


¿Pensaste que compartir una habitación con un hermano cuando era niño era difícil? Imagina a cientos de miembros de tu familia en la sala de estar. Según el Acuario de la Bahía de Monterey dice que hasta 625 pueden vivir en una yarda cuadrada.

 

6. Tienen pocos depredadores


Debido a sus diminutas partes comestibles y su esqueleto relativamente duro, pocos animales los molestan. Sin embargo, algunas criaturas aceptan el desafío de un refrigerio ocasional de este animalito, lo que incluye el puchero del océano (un pez parecido a una anguila), el cabeza de oveja californiano, el lenguado estrellado y grandes estrellas de mar rosadas.

7. Sus anillos muestran su edad


Al igual que contar los anillos en un tocón de árbol, puede contar los anillos de crecimiento en las placas del exoesqueleto para ver qué tan viejo es un dólar de arena, según el acuario. Por lo general, viven de seis a 10 años.