¿Por qué duelen los talones al quitarse los tacones?

Uno de los mejores inventos del mundo son los tacones. Ellos hacen lucir a la mujer elegante y muy atractiva. A algunas les gusta usarlos a toda hora, hasta cuando están  en casa. A pesar de la atención recibida la mujer se siente muy sensual al tenerlos puestos.

Los tacones  estilizan la pierna,  aumentan la estatura,  hacen sentir súper sexy. Sé que muchas mujeres confiesan que son su debilidad. Sin embargo las horas de trabajo en tacones pueden ser una tortura y salir a bailar con ellos puestos es doloroso, pero necesario.

Como todo lo bueno, también tiene su precio. Al usar tacones el peso corporal se acentúa en la parte delantera del pie que es comprimida por la estrechez del calzado. El talón lucha para mantener el equilibrio. Como consecuencia puede aparecer metatarsalgia, que significa dolor en la zona delantera del pie, también dedos apretados, los terribles juanetes, juanetillos, durezas, dolor de espalda, esguinces, dolor en las rodillas, etc.

Estudios realizados demuestran que al usar tacones altos las fibras musculares se acortan. Los tendones se engruesan y se endurecen. El talón de Aquiles tiende a compensar lo acortado de las fibras musculares y tendones producidos por los tacones.  Pero al estar descalza el tendón se estira y causa dolor.

Se recomienda usar tacones de menos de 3 centímetros para ser saludable y los tacones de más 7 centímetros no usarlos más de 3 horas.

Otros recursos se pueden utilizar para que el precio de estar bellas no sea tan alto son los siguientes.

Utiliza almohadillas especiales para la zona delantera del pie y el talón. Estas vienen acolchadas y sirven de soporte. Trata de evitar que los dedos permanezcan apretados, te produce ampollas. Compra la talla correcta, que queden grandes o pequeños contribuye al malestar. Si el tacon es alto y fino puedes hacer ejercicios encogiendo y estirando los dedos antes de usarlos.  Trata de no pasar tanto tiempo de pie. Toma en cuenta el material del calzado, evita el material rígido.

Si el daño es muy fuerte, coloca tus gemelos en agua tibia con sal de Epson y aceites esenciales. Esto te desinflamará y relajará tus pies. Un masaje diario para consentirlos seria de mucha ayuda.

Lo correcto es que las personas no tengan dolor en los pies. Las mujeres lo ven como un precio doloroso. Pero no tiene que ser así. Trata  de aplicar estos consejos y verás mejores resultados.

En interés de verse elegantes las mujeres son capaces de soportar todo un día montadas en un pequeño aparatito de tortura. ¡Y todavía las creen el sexo débil!