¿Por qué las mujeres viven más que los hombres?

En promedio viven 6 o 7 años más y la razón  es menos obvia de lo que crees. Siempre se ha dicho que los hombres viven menos porque ellos arriesgan más, o porque sus vidas son más estresadas, o porque les gusta hacer cosas más estúpidas.

Todo esto tiene un poco de verdad. Es cierto que el hombre, especialmente cuando es joven, tiende más a correr riesgos y a inclinarse por actividades violentas. Además el hombre está más a riesgo de morir en un accidente, su rata de suicidio es más alta, es víctima de asesinatos con más frecuencia, etc.

Solo hay una actividad que metódicamente aumenta la probabilidad de los hombres de vivir una vida más larga, el matrimonio. No es broma, es en serio. Los hombres casados tienden a vivir más que los solteros. Por lo menos ganamos esa… ¿o no?

Pero la verdadera razón es biológica, no conductual. Los biólogos moleculares han llegado a explicaciones más decisivas, menos relativas.

Las mutaciones en el ADN mitocondrial. Este tipo de ADN solo se transmite por medio de las madres. Se ha descubierto que las variaciones en el ADN mitocondrial en los hombres tienen injerencia directa sobre los procesos de envejecimiento. En las mujeres estas variaciones no se acumulan a través de las generaciones, en los hombres sí.

Diferencias en los cromosomas. Los cromosomas que definen el sexo son los cromosomas X e Y, los hombres tienen un solo cromosoma X las mujeres tienen dos. Esto hace que las mutaciones adversas en el X sean expresadas con más facilidad en los hombres. Por el contrario, cualquier mutación en este cromosoma en las mujeres tiene más posibilidades de ser compensadas con el segundo cromosoma X.

CROMOSOMA X – CROMOSOMA Y

Diferencias hormonales. Las hormonas sexuales controlan el desarrollo de los sistemas reproductivos. Los hombres producen testosterona que favorece el aumento en los niveles de lipoproteínas de baja densidad (colesterol), mientras el estrógeno, la hormona sexual femenina, favorece los niveles de las lipoproteínas de alta calidad que son las que contribuyen a mantener una baja probabilidad de problemas cardiovasculares.

Los sistemas inmunológicos. Se sabe que los cambios en la calidad de las células sanguíneas influyen directamente en el envejecimiento. Con la edad los niveles mínimos de algunos tipos de células blancas decaen con mayor velocidad en el hombre que en la mujer. Esta tendencia también se ha observado en relación a las células rojas.

Así que, amigo mío, sigue con tu vida de aventura y valor. En realidad no cambia mucho las cosas.